Los Rockets se llevan un agónico Game 7 y serán el rival de los Lakers


No sin sufrimiento, los Houston Rockets han certificado su pase a las Semifinales de Conferencia. El cuadro texano se llevó el séptimo partido de su serie ante los Oklahoma City Thunder por 104-102, convirtiéndose así en el último clasificado para la siguiente fase, en la que se verá las caras con Los Ángeles Lakers.

Los de D’Antoni se hicieron con el triunfo a pesar de no contar con la mejor versión de James Harden, que volvió a sufrir con la defensa de Luguentz Dort y tuvo una noche bastante desacertada. El escolta no pudo pasar de los 17 puntos tras firmar un 4/15 en tiro (1/9 en triples), aunque sí logró protagonizar una de las acciones defensivas decisivas taponando un triple del propio Dort a falta de 4 segundos que habría puesto a los Thunder por delante. “Ha sido un día complicado en ataque, así que he intentado ser decisivo en el otro lado de la cancha y creo que lo he conseguido” afirmó.

Su mala noche hizo que fueran los secundarios quienes tuvieran que aportar puntos, y estos respondieron. Con 21 tantos cada uno, Eric Gordon y Robert Covington fueron los máximos anotadores de los Rockets, y se combinaron para un 11/20 en triples que dio alas a los texanos. El ex de los Timberwolves tuvo además una gran incidencia defensiva, pues terminó el choque con 10 rebotes, 3 robos y 3 tapones. Por su parte, Russell Westbrook se fue hasta los 20 puntos, y fue también fundamental en la defensa de la última posesión, en la que impidió que Oklahoma aprovechara el último segundo de partido para buscar un lanzamiento a la desesperada.

La noche de Dort

Además de realizar un gran trabajo en la defensa de Harden, Luguentz Dort se convirtió en una de las grandes sorpresas del encuentro al irse hasta los 30 puntos, convirtiéndose en el rookie que más ha anotado en un partido de playoffs en la historia de la franquicia. Si en el Game 5 los Rockets decidieron dejarle tirar para lastrar el ataque de los Thunder, esta vez tuvieron que centrarse mucho más en él, pues se encontraron con su versión más acertada en el tiro de tres, desde donde convirtió 6 de sus 12 intentos. Su último lanzamiento podría haberle alzado como héroe de la jornada, pero Harden invirtió por una vez los papeles y se encargó de frenar a la gran amenaza rival con un tapón salvador.

Quien también brilló fue Chris Paul, que con 19 puntos, 12 asistencias y 11 rebotes firmó el tercer triple-doble de su carrera en playoffs. El base culminó así una eliminatoria fantástica, pero no pudo poner la guinda con un triunfo ante su ex equipo. “Es una derrota muy dura” reconoció. “Hemos peleado durante todo el año, y aunque mucha gente tenía dudas nosotros hemos confiado en nuestras opciones”.

Shai Gilgeous-Alexander se fue también hasta los 19 tantos, pero otros hombres importantes de la plantilla no estuvieron tan finos. Danilo Gallinari se quedó en 4 puntos tras tirar solo 6 veces a canasta, mientras que Dennis Schröder, si bien alcanzó los 12 tantos, tuvo unos pobres datos de acierto (5/17) y no pudo moverse en sus cifras habituales. Esto lastró ligeramente a los Thunder, que vieron cómo su temporada, sensacional en todos los sentidos, llegaba a su fin de forma dolorosa.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.