Los Rockets se rinden en su intento de retener a Harden


Hay determinadas situaciones que parecen muy obvias vistas desde fuera pero que cuesta asumir cuando te toca afrontarlas personalmente (preguntadle a Caruso con su alopecia incipiente), y una de ellas es la salida de una estrella. Pese a que todos los rumores llevan varios días situando a James Harden lejos de Houston, la franquicia texana ha tratado por activa y por pasiva de convencer al escolta de que se quedase en el equipo. O así era hasta ahora.

Según señala Tim MacMahon, periodista de ESPN, los Rockets se han dado por rendidos en su intento de retener a La Barba. En sus propias palabras, “se han dado cuenta de que el jugador ya ha tomado su decisión y quiere salir”. Sin embargo, como el propio MacMahon indica, Houston tiene claro que el hecho de que James haya decidido que quiere irse no implica que tenga también el poder de decidir a dónde se le envía, y afirma que no tienen intención de precipitarse a la hora de aceptar un acuerdo que no les convenga.

Un jugador con el que reconstruir

Si algo parece obvio, es que las salidas de Harden y Westbrook obligarían a Houston a rehacer su proyecto. Los propios Rockets lo tienen claro, y de ahí que sus peticiones de cara a un posible traspaso vayan en esa dirección. Según esta información, los texanos buscan un paquete cuantioso del estilo del que ha recibido Nueva Orleans por Jrue Holiday, con el matiz de que debe incluir un jugador joven que pueda convertirse la piedra angular de su nuevo proyecto.

La cuestión es: ¿hay alguien así en los Nets? La franquicia de Brooklyn es la preferida por Harden, pero solo Caris LeVert parece asemejarse ligeramente al tipo de jugador que buscan los Rockets a cambio de su superestrella, y ni siquiera él encaja plenamente en dicho perfil. Brian Windhorst, que conversó sobre el tema con MacMahon en su podcast, lo condensó en una frase: “(LeVert) no es un Ben Simmons, si es a lo que te refieres”.

Con todo, está por ver cómo evoluciona la situación, pues incluso si su deseo es ser pacientes y actuar con calma, los Rockets saben que tendrán que moverse al respecto y que no pueden simplemente esperar a que el acuerdo ideal llame a su puerta. Se vienen unas semanas (o meses) muy movidas en Texas.

(Fotografía de portada: Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.