Los sorprendentes Cavaliers ganan a Philadelphia y se ponen 3-0


¿Cuántas victorias pensabas que lograría Cleveland está temporada? 15, 20… ¿quizás 25? Pues ya van tres en tres partidos. Así es, los Cleveland Cavaliers están sorprendiendo en este arranque de campaña 2020-21 por su capacidad competitiva; esa que les llevó a pelear en Detroit por una victoria que por momentos pareció imposible; esa misma con la que anoche no dieron opción a Philadelphia 76ers (118-94), si bien estos se presentaron sin Joel Embiid.

En Ohio sonríen y lo hace con Andre Drummond como guía. No mete triples –ni siquiera los lanza– pero con un promedio de 20,3 puntos, 14,7 rebotes, 4 asistencias, 2,7 robos y 1,7 tapones, no podemos sino aplaudirle. Anoche aprovechó la baja a última hora de Embiid, quien pensaba jugar hasta que un problema de rigidez en la espalda se lo impidió, para firmar 24 puntos y 14 rebotes en solo 26 minutos.

“Lo deseamos, lo deseamos mucho. Jugamos duro en todas y cada una de las ocasiones que se nos presentan, y cada chico está preparado cuando se escucha su número. Tenemos una larga temporada por delante. Celebramos lo conseguido esta noche, pero estaremos preparados para nuestro próximo partido”, recalca el pívot.

Drummond contó con la inestimable colaboración de Collin Sexton, autor de 22 puntos; y de Darius Garland, quien sumaría a la causa 14 puntos y 7 asistencias. Con un alto rendimiento individual que tuvo un reflejo directo en el colectivo, los Cavaliers colocaron el 3-0 en su casillero por primera vez desde que abriesen el curso 2016-17 con seis victorias seguidas; y sí, ahí contaban con un tal LeBron James.

¿Puede ser un espejismo? Quizás. Lo cierto es que derrotar a Charlotte, Detroit y Philadelphia (sin Embiid) no es algo para lanzar las campanas al vuelo, pero de igual modo supone un enorme comienzo para un conjunto que cerró la temporada 2019-20 con un 19-46. Formar una base cimentada en victorias no es lo mismo que hacerlo mientras se reciben palos.

Como no todo puede ser perfecto, los Cavaliers se llevaron la mala noticia de ver a Kevin Love abandonando la cancha en el segundo cuarto para no volver. El ala-pívot se marchó por un problema en los isquiotibiales de su pierna derecha, justo la zona en la que sufrió una lesión antes de empezar la regular season. El equipo ha anunciado que se someterá a una resonancia magnética para evaluar el alcance de la dolencia.

Philadelphia, en formación

Analizar a los actuales 76ers es complicado. Nueva dirección, nuevo entrenador, nuevos jugadores, nueva rotación… Philadelphia se está gestando. Si Steve Nash aseguraba que sus Nets son un bebé, de los Sixers podemos decir que están en plena rehabilitación tras años de creer sin realmente poder. Anoche, sin Embiid, todo se complicó; y más aún cuando la noticia de la baja del center saltaba en el último momento. “Joel tenía planeado jugar, pero cuando saltó a la cancha sintió rigidez. Llegó tan tarde su ausencia que ni siquiera pudimos agregar otro jugador interior a la lista activa”, lamenta Doc Rivers.

Fueron 22 pérdidas de balón (seis de Ben Simmons) y la sensación de que siempre estuvieron algo descentrados, pero es solo un partido. La temporada es larga y en Pensilvania tienen elementos para que el cuento sea diferente al escrito es los pasados ejercicios.

(Fotografía de Dave Reginek/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.