Los Suns dan otro golpe en la mesa ganando en Philadelphia


La gira de los Suns por el Este está suponiendo un enorme refuerzo para la candidatura de los de Monty Williams. Dos noches después de ganar en Milwaukee, los de Arizona han hecho lo propio en el Wells Fargo Center de Philadelphia, del que han salido victoriosos por 113-116. Si bien los 76ers jugaron sin Ben Simmons y Tobias Harris, no dejan de ser el actual líder del Este y (hasta esta derrota) el mejor equipo de su conferencia como local, y el triunfo permite a Phoenix mantenerse a la estela de los Jazz, a quienes tienen a 1,5 partidos.

Como de costumbre, Chris Paul ofreció una clase magistral de control de partido y de cómo dar un paso adelante en el momento decisivo. El base terminó como el mejor de su equipo gracias a sus 28 puntos y 8 asistencias, que le hicieron comandar a los Suns en ambos apartados, y dio de nuevo un paso adelante en el último cuarto, en el que llegaron 10 de sus puntos y repartió 5 pases de canasta. De hecho, CP3 abrió el cuarto con dos triples consecutivos que pusieron a los suyos por delante, dándoles una ventaja que ya no perderían.

Devin Booker, en una de sus noches más comedidas, ejerció como segundo espada con 19 puntos y 7 asistencias. El escolta lanzó solo 14 veces a canasta (promedia 19,3 esta temporada), de las que convirtió 6, lo que hizo que Paul se quedara con el mando del equipo pero no le impidió ser productivo y sumar varias canastas clave en el tramo final. Además, Mikal Bridges terminó con 18 tantos y Cameron Johnson con 15, convirtiéndose así en piezas importantes de cara al triunfo.

El casi-triple de año

En Philadelphia, Joel Embiid se encontró mucho más solo que de costumbre, lo cual, lejos de intimidarle, le hizo firmar una nueva exhibición de dominio en la pintura. Sin Harris y Simmons, segundo y tercero en la anotación del equipo, el camerunés tuvo que tirar del carro en solitario, y lo hizo logrando 38 puntos y 17 rebotes, de los cuales 9 fueron en ataque. Pese a sus 8 pérdidas de balón, su capacidad para anotar tanto cerca del aro como lejos de él mantuvo con vida a los de Doc Rivers, y de hecho estuvo a punto de obrar el milagro en una increíble última acción.

Con 8 décimas de segundo por jugarse y el 113-115 reflejado en el marcador, Chris Paul viajó a la línea de tiros libres, desde donde anotó el primer lanzamiento pero no pudo hacer lo mismo con el segundo. Esto permitió a Embiid capturar el rebote y buscar un tiro a la desesperada desde su propio aro que estuvo cerca de convertirse en la canasta de la temporada. El balón rebotó en el tablero y amagó con entrar en el aro antes de ser escupido por este, dejando con la celebración a medias a los presentes en las gradas, que ya estaban imaginando un triple salvador sobre la bocina.

Joel contó con el apoyo de Danny Green, autor de 18 puntos gracias a su 4/7 en el triple, así como de Tyrese Maxey y Furkan Korkmaz con sus 14 y 12 tantos respectivamente. Seth Curry tampoco pudo estar presente, mientras que Shake Milton, de quien se esperaba un paso adelante ante dichas bajas, no tuvo su noche y se quedó en 5 tantos.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.