Los Suns vuelven a ganar y acarician las Finales del Oeste


Los Suns van camino de convertirse en el primer clasificado para las Finales de Conferencia. Después de ganar sin excesivos apuros sus dos partidos como locales, el cuadro de Arizona ha mantenido dicho dominio con la llegada de la serie al Ball Arena de Denver, en el que se impusieron por 102-116 para colocar el 3-0 en la eliminatoria. Este resultado, como acostumbra a recordarse, no se ha remontado nunca, y tanto por ello como por las sensaciones que transmite cada equipo, todo apunta a que es cuestión de tiempo que Phoenix certifique su pase a la siguiente ronda.

Devin Booker y Chris Paul son los principales artífices de que así sea. Con 28 y 27 puntos respectivamente, ambos comandaron a unos Suns que fueron por delante prácticamente todo el partido y que llegaron a contar con hasta 20 tantos de ventaja en el último cuarto, dando muestra de su dominio. Si bien el escolta terminó algo por delante en anotación, CP3 destacó en otros aspectos repartiendo 8 asistencias y robando 3 balones, volviendo a llevar la batuta del partido y dando continuidad a un grandísimo momento de forma.

En general, ambos han contribuido a que los de Monty Williams lleven más de dos semanas sin perder un partido, ya que suman seis triunfos consecutivos. Su última derrota tuvo lugar en el Game 3 ante los Lakers, momento en que llegaron a colocarse en serio peligro de quedar eliminados en primera ronda, pero lograron revertir la situación como si de un equipo experimentado se tratasen y desde entonces van viento en popa.

Con todo, no solo Paul y Booker firmaron buenas actuaciones, ya que el resto de los integrantes del quinteto inicial les acompañaron en dobles dígitos en anotación. Jae Crowder fue el tercero con 14 tantos gracias a sus cuatro triples, mientras que Mikal Bridges llegó hasta los 11 y DeAndre Ayton hasta los 10, a los que añadió 15 rebotes para alcanzar un nuevo doble-doble.

Jokic brilla en vano

Pese a que fueron los Suns quienes mejor lucieron, el MVP del encuentro, así como de la temporada regular, llevaba la camiseta de los Nuggets. Nikola Jokic, con un descomunal triple-doble de 32 puntos, 20 rebotes y 10 asistencias, realizó un despliegue de baloncesto con el que trató sin éxito de enganchar a los suyos a la serie. Sus compañeros, sin embargo, no terminaron de estar altura, lo cual no quita que la firmada por el serbio sea un de las actuaciones más dominantes firmadas de forma reciente.

Y es que, salvo Wilt Chamberlain en 1967 y Kareem Abdolu-Jabbar en 1970, nadie en la historia de la NBA había firmado un 30+20+10 en puntos, rebotes y asistencias en un partido de playoffs. En un partido clave para Denver, Jokic estuvo sin duda a la altura, aunque no terminó del todo satisfecho debido a que consideró que su 13/29 en el tiro (44,8%) empañó su noche.

“Estoy frustrado conmigo mismo por haber fallado tantos tiros. No he dado mi mejor versión, especialmente en ese aspecto” afirmó tras el choque. “Las cosas serían mucho más sencillas para nosotros si empezase a meter mis lanzamientos. Por supuesto, hay mérito en la defensa por ponérmelo difícil”.

Pese a las duras palabras del pívot, lo cierto es que solo Monte Morris terminó con mejores datos de acierto que él entre sus compañeros. El base, segundo en anotación con 21 tantos con un 66,7% de acierto, fue el principal escudero de Nikola gracias a su magnífico nivel arrancando desde el banquillo, pero ni siquiera su aportación logró hacer de este un choque parejo. Michael Porter Jr. y Will Barton, por su parte, terminaron con 15 y 14 respectivamente, pero deberán sumar más en el próximo encuentro si quieren mantener con vida a unos Nuggets que, ahora sí, están notando mucho la baja de Murray.

(Fotografía de portada: Justin Bradford/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.