Los Timberwolves tienen un detalle con la familia Floyd


El pasado martes 20 de abril, Derek Chauvin era declarado culpable del asesinato de George Floyd un año después del altercado. Aquella misma noche, los Timberwolves se impusieron a los Sacramento Kings. Minnesota fue el lugar del mencionado homicidio y hogar del malogrado George Floyd. Por eso los jugadores quisieron tener un detalle con la familia de la víctima en un día tan señalado. Karl Anthony-Towns, Josh Okogie y Anthony Edwards aprovecharon su visita a Houston para conocer a la familia de Floyd, que reside en la ciudad texana, y obsequiarles con el balón de su partido contra los Kings en señal conmemorativa.

El balón estaba lleno de las dedicatorias de toda la plantilla en honor a George. Además del esférico, también le entregaron a la familia una camiseta del equipo con el apellido ‘Floyd’ en el dorsal. Por respeto a la intimidad, no se han hecho publicas las reacciones de los familiares ni existe material audiovisual del encuentro. Sin embargo, no es difícil imaginar la emoción que supone el gesto para los allegados de George Floyd e incluso los propios jugadores.

El propio Towns ya había demostrado lo importante que era para él poderle dedicar la victoria a la víctima. “Este no es un momento [el veredicto] que nos pertenezca a nosotros. Pertenece a la ciudad de Minnesota y a la familia Floyd. […] La organización y nostros [los jugadores] queremos demostrarles que vamos a intentar ayudarles en todo lo que podamos de aquí en adelante”.

(Fotografía de portada de David Berding/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.