Los Warriors comienzan con victoria el camino hacia el ‘three-peat’

Golden State no se olvida de ganar. La franquicia de Oakland sumó el primer triunfo de la temporada en el duelo inaugural ante los Oklahoma City por 108-100, poniendo la guinda perfecta a una noche que comenzó con la entrega del anillo de vigentes campeones. Una vez celebrado este, les tocó empezar a trabajar en el siguiente.

En frente, unos Thunder que afrontan un tramo duro de su temporada regular. Con Russell Westbrook y André Roberson fuera por lesión, Billy Donovan no podrá contar con su backcourt titular durante un tiempo, lo que condicionará el arranque de temporada del equipo. Pese a que no es ni mucho menos la mejor situación para viajar al Oracle Arena, los de Oklahoma dejaron evidencias de que son un equipo a tener en cuenta.

A ritmo de Curry

fue el mejor jugador de la noche, pues rozó el triple-doble tras firmar 32 puntos, 9 asistencias y 8 rebotes. El base de los comandó a los suyos en una gran primera parte y lideró la reacción tras la remontada de OKC en la segunda, siempre bien secundado por un que se fue hasta los 27 tantos aun sin un gran nivel de acierto. Klay Thompson, por su parte, nunca llegó a sentirse cómodo en ataque y se quedó en 14 puntos con un 25% de acierto en el tiro.

El héroe inesperado para Golden State fue Kevon Looney, cuya irrupción en los minutos finales ayudó a los Warriors a cerrar el choque. El pívot anotó 6 de sus 10 puntos en el último periodo, y logró varias capturas en el aro de los Thunder que dieron a los suyos segundas opciones muy valiosas en momentos decisivos. En ausencia de DeMarcus Cousins, tanto él como Damian Jones, que alcanzó los 12 puntos, tienen la oportunidad perfecta para demostrar su valía.

Dos caras de

Tras los dos primeros cuartos, el partido se antojaba más cómodo de lo que acabó siendo para los de Steve Kerr. Marchaban 10 arriba (57-47), su juego fluía, y la estrella rival, Paul George, apenas había aparecido. El ex de los Pacers llegó al descanso con 6 puntos y sumando más pérdidas que tiros de campo anotados, pero las cosas no iban a tardar en cambiar.

George comenzó la segunda mitad anotando en la primera acción, y esto pareció darle una confianza que no había mostrado en el resto del choque. En cuatro minutos para el recuerdo, el alero lideró un parcial de 20-9 para los Thunder y dio la vuelta al partido prácticamente él solo, pues se encargó de anotar 12 de dichos 20 puntos sin fallar ningún tiro y repartió dos asistencias que supusieron otras seis unidades en el marcador. Sin apenas tiempo para salir de los vestuarios, los Warriors vieron dilapidada la ventaja que habían construido en una gran primera mitad.

15 fueron los puntos totales de George en dicho tercer cuarto, más que en el resto de parciales juntos. El alero acabó con 27 tantos en su casillero, pero no fue suficiente para derrocar a los vigentes campeones, que estuvieron más enteros en el tramo final. A su lado, Dennis Schröder firmó también un partido muy sólido en el que acabó con 21 puntos y 9 asistencias, y dejó claro que tiene mucho que aportar a este equipo. No obstante, hasta que no estén todas las piezas sobre el parqué será difícil juzgar el potencial de este proyecto Thunder.