Los Warriors honrarán el martes al equipo del “We Believe”


Los Warriors parten como favoritos para recuperar el trono de la NBA, tras terminar por tercer año consecutivo como el mejor equipo de la temporada regular. Pero esta era dorada no hace olvidar que, no hace mucho tiempo, Golden State era una franquicia más habitual de la lotería del draft que de los playoffs. Entre 1994 y 2013, la franquicia californiana solo entró una vez en la post-temporada, pero el recuerdo de aquella experiencia todavía está muy presente en la Bay Area.

Una “cenicienta” inolvidable

El partido de martes en el que los Warriors abrirán su segunda ronda contra Utah tendrá varios invitados de excepción. La franquicia aprovechará el 10º aniversario de su histórica victoria ante Dallas en la primera ronda de 2007 para homenajear a los héroes de aquel equipo. El espíritu del “We Believe” (“nosotros creemos”), el eslogan con el que jugadores y aficionados se unieron para su gesta, volverá a resonar en el Oracle Arena.

Una década atrás, el equipo entonces entrenado por Don Nelson entró en playoffs como octavo del Oeste. Era la esperada primera víctima de los poderosos Mavericks de Dirk Nowitzki que habían logrado 67 victorias durante la temporada regular en su camino a volver a las Finales NBA. A la hora de la verdad, los Warriors consiguieron llevarse la serie por 4-2 en una de las mayores sorpresas que se recuerdan en post-temporada, con Baron Davis, Stephen Jackson y Jason Richardson como sus hombres clave.

Día de reencuentros

Los tres jugadores no faltarán a esta celebración, que también devolverá a Oakland a otros miembros de aquella plantilla como Monta Ellis, Al Harrington, Kelenna Azubuike, Adonal Foyle, Patrick O’Bryant o Zarko Cabarkapa. Por supuesto, también estará Matt Barnes, parte de aquel equipo y que regresó a Golden State en marzo para reforzar el puesto de alero. El partido debería servir para que Barnes vuelva a jugar tras perderse la primera ronda ante Portland por lesión.

La ironía es que el rival contra el que se enfrentarán en el día del homenaje, Utah, fue también el que aquellos Warriors de Don Nelson tuvieron en segunda ronda. En aquella ocasión, los Jazz de Jerry Sloan, con Deron Williams, Carlos Boozer y Mehmet Okur de estrellas, acabaron imponiéndose por un rotundo 4-1. El equipo californiano tendrá ahora la misión no solo de recordar al inolvidable bloque del “We Believe”, sino también de vengarse por él.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.