Los Warriors remontan 17 puntos y acarician la segunda ronda


De nuevo sin Kevin Durant, varios reservas clave e incluso sin su entrenador Steve Kerr, baja de última hora por enfermedad, los Warrios siguen su camino a la próxima ronda de playoffs. Pese a llegar a ir 17 puntos abajo frente a Portland, el equipo entrenado de forma interina por Mike Brown pudo recuperarse en una gran segunda mitad, imponiéndose por un 113-119 final que le coloca a un triunfo de las semifinales del Oeste.

Ilusión temprana en Rip City


El partido se puso pronto cuesta arriba para Golden State, con cuatro bajas en plantilla (Durant, Livingston, Barnes y Looney), una en el banquillo (Kerr) y dos jugadores en estado de ebullición en Portland. Con el empuje de moral extra de Jusuf Nurkic, activo por primera vez desde marzo, los Blazers empezaron escapándose en el marcador gracias a sus dos mejores jugadores. C.J. McCollum (32 puntos) y Damian Lillard (31) estaban dispuestos a dar una alegría a Portland.

Nurkic, aún claramente fuera de ritmo, aportaba al menos en el trabajo sucio (4 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias en 17 minutos), mientras que Evan Turner también gozaba de buenas posesiones terminando con 17 puntos. Al descanso, la ventaja era de un sorprendente 57-44 frente a unos Warriors poco lucidos en defensa, y sin que Stephen Curry y Klay Thompson marcaran todavía diferencias.

Reacción imparable


Pero la ilusión de Portland por al menos forzar un quinto partido duró poco. Curry (34 puntos) y Thompson (24) calentaban la muñeca, y los secundarios de Golden State hacían lo posible para olvidar la ausencia de Durant. Jugadores sin tanto foco mediático como Andre Iguodala (16 puntos), JaVale McGee (14 puntos en 16 minutos) o el novato Patrick McCaw (11 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y 3 robos) ayudaban a derrumbar la frágil ventaja de Portland a ambos lados de la cancha.

En el último cuarto, la ventaja era ya inexistente, con los Warriors logrando sus primeras ventajas. McCollum, Lillard y Al-Farouq Aminu (17 puntos y 9 rebotes) pelearon por encontrar una segunda oportunidad de adelantarse, pero Golden State no fue tan benevolente. Un parcial de 8-2, con Andre Iguodala letal en ataque y defensa, dejaba el partido de frente para los Warriors, y Stephen Curry sentenciaba con un forzado triple marca de la casa a 48 segundos del final. El 3-0 era una realidad inevitable.

Con el tiempo a favor


La victoria permite a Golden State no forzar cualquiera de sus regresos. Kevin Durant, aún con molestias en su gemelo, no tendrá que volver presumiblemente hasta su recuperación plena o hasta el inicio de una segunda ronda aún lejana contra el ganador del Jazz-Clippers, al igual que un Steve Kerr cuya dolencia exacta no fue explicada por la franquicia. Portland, incluso tras momentos de gran brillantez en su juego, no ha aprendido todavía cómo ganar a los Warriors.

Nota: esta noticia informaba erróneamente en primer término que el ganador de la serie entre Golden State y Portland jugaría contra el ganador del ganador de la serie entre Houston y Oklahoma City. En realidad se enfrentarán al ganador de la eliminatoria entre Utah Jazz y Los Angeles Clippers.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.