Preocupación máxima en los Warriors por la salud de Steve Kerr


El tercer triunfo de Golden State sobre los Blazers, que pone con pie y medio a los Warriors en la siguiente ronda de los playoffs, estuvo marcado sin embargo por una ausencia en la banda que se ha convertido en la mayor preocupación ahora mismo de la franquicia de Oakland. Steve Kerr no se sentó en el banquillo para dirigir el duelo que supondría el 3-0 en la serie para los suyos. Kerr causó baja por problemas de salud y fue sustituido por su asistente, Mike Brown, quien tomó las riendas de la dirección.

De todos son sabidos los problemas pasados de Kerr, incluida una durísima recuperación tras pasar por el quirófano en verano de 2015 para solventar una hernia de disco. La intervención salió mal al sufrir una pérdida de fluido espinal, e incluso el entrenador llegó a usar marihuana para paliar sus dolores y causó baja durante la pretemporada y los 43 encuentros iniciales de la Temporada Regular 2015/16.

Sin embargo, a pesar de los antecedentes, en Golden State se encuentran muy alarmados por la baja de anoche. Muy mal tenía que verse Kerr para no sentarse a dirigir en un partido de playoffs. Según informa The Mercury News, el técnico apenas podía andar ayer, sufría un dolor que no había experimentado antes y será baja para lo que resta de serie ante Portland.

Los Warriors no dieron detalles de la baja de Kerr, aludiendo simplemente a que era por “enfermedad”. La poca información aportada no iba en la línea de no dar más datos de los deseados, sino que simplemente en la propia franquicia no sabían qué estaba pasando y hasta qué punto estaba enfermo Kerr.

Según ESPN Kerr sí estuvo con el equipo el sábado por la mañana, pero a partir de ahí fue incapaz de acompañar a la plantilla y estar presente en la sesión de tiro previa al choque contra los Blazers. El medio norteamericano además informa que Kerr lleva enfermo toda la semana.

“Está pasando por un duro momento físicamente, y lo primero es cuidarse y asegurarse de estar en el camino de la recuperación para sentirse como siempre”, dijo Stephen Curry a los medios de comunicación tras el partido en Portland. Curry incluso se llevó la pelota del encuentro para dársela a su entrenador como detalle de sus jugadores.

Mike Brown como garantía

La elección en su día de Mike Brown como asistente de Kerr, en sustitución de Luke Walton, estuvo motivada por la necesidad de buscar a un preparador que hubiera tenido experiencia al frente de una plantilla de la NBA. Brown fue Entrenador del Año en 2009, cuando dirigía a los Cavaliers y en él confiaron los rectores de los Warriors para una posible ausencia temporal de Kerr.

Esa realidad se ha dado ahora, justo en los playoffs, lo que habla muy a las claras de la gravedad de los problemas de Kerr, tipo duro y fuerte que no se pierde un duelo de post temporada así por así. Lesiones como la de Kevin Durant, ausente también en el tercer partido ante Portland, han quedado en un segundo plano. Todos los ojos se vuelven hacía Kerr. ¿Podrá reintegrarse a la rutina para la previsible segunda ronda del Oeste que acometerán los Warriors? ¿Lo permitirá Bob Myers, su amigo personal, si sabe que Kerr puede sufrir?

Nota: Mariano Galindo y Elio Martínez colaboraron en la elaboración de esta noticia.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.