Los Wizards, mejor desde que no está John Wall


La marca de los capitalinos sin su jugador franquicia es sorprendentemente mejor a cuando sí estuvo

Peliagudo contexto el que asoma la cabeza para Washington Wizards. Con la temporada prácticamente arrojada al inodoro durante el primer tercio de la temporada (llegaron a estar 13-23), una de las dos estrellas del equipo y jugador franquicia se despedía del curso por lesión y con ello parecía disparar la dicha del equipo de Scott Brooks a máximos históricos. Sin embargo, y de manera sorprendente, el rendimiento de los Wizards ha remontado sobremanera desde que Wall no ha estado como capitán en funciones. Son mejores sin su teórico hombre-institución.

Desde que Washington anunciase que John Wall se perdería lo que resta de temporada por sus problemas en la zona del talón de Aquiles en la pierna izquierda, el equipo acumula un récord de 7-4.

Nada para tirar cohetes podría pensarse, pero de veras supone una dinámica muy positiva en los Wizards contando con que hasta que Wall estuvo sano anduvieron en un 13-22 (11-21 contando solo los partidos en los que jugó el base titular).

Han vuelto hasta a aspirar a colarse en playoffs a este ritmo; ahora mismo están dos partidos por detrás de Charlotte, que marca al área de la postemporada.

Jugaba con molestias

Según la versión de los Wizards, Wall lleva años arrastrando molestias en la zona posterior de la pierna izquierda y, seguramente, eso afectara a su rendimiento ofrecido el presente curso. De hecho, el oscuro balance (13-22) cuando Wall estuvo operativo es posible que no haga justicia con el potencial real de los Wizards en este ejercicio.

Sin embargo, la realidad es que Washington está funcionando mejor sin su teórico jugador de mayor rango (yo siempre he preferido a Beal) y a partir de la temporada que viene tendrán que pagarle casi 40 millones de dólares por temporada. Por hablar de cantidades disparadas, es muy complicado que la entidad de la capital pueda incluir a Wall en algún traspaso próximamente.

Sin Markieff, con Beal

Resulta llamativo también que en los últimos partidos los Wizards tampoco pudieron contar con Markieff Morris (once, los mismos que sin Wall). Es decir, que con dos titulares importantes fuera de combate ha llegado el mejor momento del equipo.

Y eso tiene mucho que ver con el espacio que ahora sí tiene Bradley Beal para hacer y deshacer prácticamente a su antojo. Baste mencionar que antes de la lesión de Wall, Beal se movía en un usage entre 23,9 y 27 por ciento, en los primeros meses del curso. Y desde que no está su compañero de backcourt llega a 31,1 de jugadas terminadas o asistidas bajo su supervisión directa.

La conclusión que se extrae de semejantes datos es que Bradley Beal es mejor sin Wall y también hacer ganar más al equipo. Pero ojo, que tampoco se niega que pudiera ocurrir lo mismo al contrario; es decir que los Wizards ganasen más solo con Wall y sin Beal. La realidad es que ambas estrellas no han terminado de conjuntarse durante este curso y a su equipo le ha ido mejor con solo uno de los dos en cancha.

Papeleta complicada, pues, la de Washington para próximas fechas, pues están observando que funcionan mejor sin el hombre al que harán de oro durante los próximos cuatro años.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.