Love, más cerca de perderse el tercer partido

Desde que recibiese el codazo involuntario de Harrison Barnes, el cual le obligó a abandonar el segundo partido tras marearse y confirmarse que había sufrido una conmoción cerebral, se sabe que está catalogado como duda para el resto de las Finales; sin embargo, para llegar a ese punto hay que ir día a día, y en ese terreno no parece que las cosas vayan demasiado bien.

Cierto es que la NBA, la cual es meticulosa con el protocolo médico tras sufrir una lesión de este tipo, le ha dejado viajar a Ohio con el resto del equipo, pero no por ello está más cerca su participación en el tercer partido, ya que antes debe entrenar con normalidad, algo que aún no ha sucedido.

Según informa NBC, el ala-pívot de los no ha estado en la práctica del martes junto a sus compañeros, algo que le aleja de estar en The Q en algo más de 30 horas. La NBA requiere para lesiones de este tipo que el jugador, antes de volver a disputar un partido, tenga que realizar trote y algunos ejercicios sin contacto antes, ya no de jugar, sino de ejercitarse en sesiones preparatorias. Con esos datos, parece que Love aún debe cubrir varias etapas antes de volver a jugar.

Si se confirma su ausencia, queda por ver qué determinación toma Tyronn Lue de cara a su quinteto, ya que podría optar por la posibilidad más continuista; es decir, que hiciese de Love y no tocar nada más, o por el contrario tirarse a por un small ball que colocase a de ‘4’ e introducir así quizás a Richard Jefferson, quien fue de lo poco salvable de la debacle del domingo en Oakland.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Jimmy Goldstein, la fiebre del oro en Playoffs

Pistons: año de consolidación

Siguiente