Lowry: “Quiero un anillo, eso es lo que me impulsa”

Con el final deportivo para Toronto comienza el partido más difícil del año en la franquicia canadiense. Muchos de sus ases este curso volarán libres a partir del 1 de julio y la entidad necesita ver si retenerles es la manera más competitiva de preparar el próximo ejercicio. Sobre todo, el quebradero de cabeza mayor de los es , estrella del equipo junto a DeMar DeRozan y que saldrá al mercado para explorar cualquier opción. Y a tenor de las últimas informaciones acerca del base, Toronto no tendrá fácil convencerle para que vuelva a dirigir al equipo.

Parece que a Kyle Lowry se le acaba de encender el reloj biológico. Con 31 años y sensación de haber llegado ya muy alto para las posibilidades de Toronto, el base quiere ganar al menos un anillo en su carrera. Y ésa va a ser una de las claves para que uno de los mejores point guards de la Conferencia Este elija donde aterrizar sus habilidades.

“Quiero un anillo. Eso es todo lo que me impulsa”, declaró Lowry a lo micrófonos de ESPN el pasado lunes. De esa afirmación es fácil despejar la incógnita: de los seis mejores equipos de la temporada 2016-17, quizá en el que más difícil esté conseguir el título es en Toronto Raptors. Por dos simples motivos. Uno, el incansable LeBron James patrulla sin cesar las fronteras del Este y rara vez deja que otros coman del plato de las Finales de la NBA en esa mitad del país. Y dos, porque Raptors ha demostrado ser un equipo ligeramente inferior —al menos este curso— a Cleveland, Boston, Golden State, San Antonio o Houston.

Mejor temporada

“Quiero ser mejor, quiero divertirme, quiero ganar un anillo. Quiero estar seguro de que mi familia es feliz. Eso es todo en lo que pienso ahora mismo”, apuntaló Lowry, quien esta temporada ha completado su obra maestra profesional. Al mando de unos Raptors desinflados ante Cleveland, Lowry completó 22,3 puntos —récord de su carrera—, 7,0 asistencias y 4,8 rebotes —también pico profesional para él en capturas—. Su acierto en lanzamientos triples (41,2) también fue el mejor de todo su recorrido NBA.

En postemporada, su ausencia en los últimos dos encuentros aceleró la crucifixión de los Raptors, 4-0 a manos de Cleveland Cavaliers.  Sus promedios en playoffs fueron algo inferiores (15,8 tantos y 5,9 asistencias) a la temporada regular, encarnando el paso atrás de todo su equipo en semifinales de conferencia.

Anillo en Raptors

Preguntado, lógicamente, si ese deseo de ganar un anillo podía colmarse en Toronto Raptors, Lowry cogió la circunvalación menos conflictiva. “Creo que puedo conseguirlo en cualquier sitio adonde vaya. Esa es la confianza que tengo en mí”, cerró el base.

De esa manera, a Lowry se le abre el interrogante de si cambiar de huso horario para unirse a un equipo potente y evitar la ruta de LeBron James en playoffs. Toronto, no obstante, irá con todo en aras de su permanencia en el equipo. La franquicia canadiense cuenta a su favor con la gran relación, dentro y fuera de lo deportivo, que une a Lowry con DeMar DeRozan, la otra estrella del equipo.

Todavía es pronto y también los millones que Lowry pueda o no agenciarse en cada lugar tendrán algo que decir. Pero por el momento parece factible una salida de los Raptors.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Dwight Howard, multado en la madrugada del ‘Game 6’

La crucial defensa de Kawhi Leonard sobre Harden

Siguiente