Magic sigue firme en su idea: rebajar la carga de trabajo de LeBron

Anoche, Lebron James volvió a tirar del carro de los , necesitados de su estrella para poder sacar adelante el choque contra Indiana. James firmó 38 puntos en otros tantos minutos. Es la 12ª ocasión en este curso que El Rey se va por encima de los 35 minutos en un partido y la 18ª que supera la media hora. James ha participado en 21 partidos con los y donde menos jugó fue contra Orlando, 25 minutos y 54 segundos.

A la vez que se dan estos datos, insiste e insiste en que todo no tiene que pasar por LeBron James en el juego de los Lakers. Lo ha vuelto a hacer estos días en una entrevista para SiriusXM NBA Radio, en la que ha dejado claro que no buscan que James repita el rol que tuvo en Cleveland, sobre todo el de las dos últimas temporadas, cuando promedió 37,8 minutos en la 2016-17 y 36,9 en la 2017-18. Una barbaridad para alguien que lleva en la liga desde 2003 y que en diciembre cumple 34 años.

“Estamos tratando de vigilar sus minutos y de que todo el juego no pase por él porque nos encontramos como en Cleveland de nuevo y no queremos eso”. La gerencia de los Lakers no busca un LeBron acaparador, único, al estilo de los visto en los recientes Cavaliers, a los que condujo de manera casi milagrosa hace unos meses hacia unas nuevas Finales de la NBA.

Palabras, pero no hechos, de momento, porque James promedia en 21 partidos celebrados con los Lakers 35,0 minutos por duelo. Es precisamente esa carga de presencia en pista la que quieren controlar los Lakers, un plan trazado desde el comienzo del curso pero que no parece cumplirse. A la vez que Magic lanzaba este mensaje, el propio LeBron reconocía tras ganar a Indiana que el equilibrio entre controlar los partidos y ayudar a sus compañeros es algo con lo que está “luchando”.

No depender tanto de James

No solo se trata de reducir minutos para El Rey, en vistas al medio plazo, que los Lakers colocan en los playoffs de 2019, pero también al largo plazo, pues James tiene cuatro años de contrato y el destino final debería ser un anillo; se trata también de descargar su juego, de que no amase tanta bola, de liberarlo de tanto volumen. Depender menos de James se puede lograr con jugadores capaces de crearse sus propios tiros y generar baloncesto para otros. Los Lakers disponen de piezas así.

“Tenemos mucha gente que maneja la pelota, así que creemos que no abusaremos de LeBron en este aspecto. Además de contrastados anotadores como o como , disponemos de bases como Lonzo Ball y que harán que no sea necesario que (LeBron) tengo tanto tiempo la bola en su poder”.

Por último Magic pide más tiempo y justifica la incorporación de Tyson Chanlder como recurso extra defensivo atrás. Considera que una vez que la plantilla juegue junta y se acople serán “un verdadero buen equipo”. Tras ganar anoche a los Pacers, los Lakers son séptimos del Oeste con 12-9 de balance.

(Foto de portada: Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Knicks podrían traspasar a Frank Ntilikina

Joakim Noah jugará en los Grizzlies por el mínimo de veterano

Siguiente