Mahinmi, “decepcionado” con su rendimiento ante Miami

está por ahora alejado de las canchas por problemas en la espalda, ausencia que provoca que otros jugadores de Washington vean por ahora incrementada su participación. Ese es el caso de , a quien Scott Brooks decidió dar el rol de titular en el primer partido de la temporada.

El experimento no salió bien. Lejos de mostrarse como un baluarte defensivo de los capitolinos, las dificultades ante algunos emparejamientos y los problemas de faltas lo dejaron en solo 12 minutos jugadores. No era lo esperado; tanto es así que el pívot admitía horas después: “Me decepcioné un poco a mí mismo”.

La cuestión es que lo sucedido anoche no es en caso alguno una sorpresa. La campaña pasada, sin ir más lejos, fue el 12º jugador con más faltas de la NBA jugando únicamente 14,9 minutos por noche. Si extrapolamos esos números a faltas 48 minutos pasa a situarse primero con una media de 9,6… Mahinmi cree que el ser titular es un factor que aún no maneja como debiera.

“Saliendo desde el banquillo nunca miro mis faltas. Nunca. Sabía que tenía seis por delante. Sabía que jugaba minutos limitados, por lo que no le prestaba atención. Ahora, como titular, la historia es diferente. Tengo que hacer un mejor trabajo”.

¿Cuestión de diálogo?

Mahinmi sabe que debe mejorar, pero igualmente piensa que una buena estrategia para minimizar su problema es dialogar con los árbitros, algo a lo que ayuda su veteranía en la NBA. “He estado en esta liga durante 12 años, así que los conozco a todos. Siempre es bueno conversar con ellos. Siento que es parte del juego. No son perfectos, van a cometer errores. Todos cometemos errores todo el tiempo. Siento que está bien hablar con ellos y decirles: ‘¿Qué piensas de esta acción?’ o ‘fue mi culpa’. En el calor del momento, es importante mantener ese respeto”, concluye.