Marcus Smart y J.R. Smith protagonizan la primera pelea del curso


La reedición de las dos últimas Finales de la Conferencia Este trajo consigo la primera gran polémica de la temporada en la NBA. Marcus Smart y J.R. Smith protagonizaron un incidente que opacó lo puramente baloncestístico y que acaparó prácticamente todas las declaraciones acerca del choque entre Celtics y Cavaliers.

Tanto Smart como Smith son jugadores conocidos por su temperamento. El primero, más aguerrido, basa su juego en su intensidad y agresividad, mientras que el de los Cavs se caracteriza por ser imprevisible a la hora de tener ciertos encontronazos en la pista. Y ayer, las peores versiones de sus personalidades chocaron.

Ocurrió en el primer cuarto, cuando el partido apenas arrancaba. Smith, que quedó emparejado con Aron Baynes tras un cambio defensivo, se enganchó al brazo del pívot australiano y ambos comenzaron a sacudirse llamativamente hasta que el escolta empujó al de los Celtics. Baynes, rápidamente sujetado por Collin Sexton, no reaccionó de forma agresiva, pero sí lo hizo Marcus Smart, que arremetió contra J.R. y tuvo que ser retenido por Jayson Tatum y Terry Rozier para no acabar protagonizando un enfrentamiento mayor.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=RwwTf6YvoXM]

Cruce de declaraciones

El conflicto no acabó cuando el juego se reanudó. Smart, que fue expulsado por su irrupción, arremetió contra Smith en sus declaraciones, aunque trató también de poner fin a la polémica: “Le dije que nos encontráramos a la salida, pero al final todo queda en la cancha y podemos gestionarlo fuera. No le doy más vueltas, lo que pasó, pasó. J.R. sabe cómo estoy, todos lo saben” afirmó.

Por su parte, el de los Cavaliers fue también agresivo en sus palabras: “Para ser un jugador que quiere ser tan duro en este tipo de situaciones, lidera la NBA en flopping” aseguró. “Es como si no hubiese venido con la intención de jugar a baloncesto, pero no voy a perder dinero por pelearme con Marcus Smart. Si no lo hago por mi tatuaje, ¿por qué iba a hacerlo por él?” dijo en relación con la reciente polémica por su tatuaje de Supreme.

En cuanto a la acción con Baynes, Smith defendió su inocencia, acusando al australiano de provocar el incidente: “Cuando tengo que defender a jugadores más altos siempre intento colocarme por delante, y él hizo lo que hacen todos los pívots: engancharse a mi brazo para intentar forzar la falta personal”.

Como no podía ser de otra manera, los dos protagonistas no fueron los únicos en mencionar lo ocurrido en sus declaraciones. Al Horford calificó la acción de Smith de “innecesaria”, mientras que Terry Rozier se mostró comprensivo con el enfado de su compañero: “A veces las emociones salen con demasiada fuerza y hay que intentar calmarse. Entiendo que en ocasiones, cuando alguien se enfada, hay que darle un minuto para que vuelva a tranquilizarse” concluyó.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.