Marvin Bagley III afronta el tramo final de su recuperación

El regreso de está muy cerca de concretarse. El ala-pívot ha sido autorizado por los para reanudar todas las actividades de baloncesto de contacto completo, según un comunicado de la propia franquicia que recoge el medio Sacramento Bee.

El sophomore se fracturó el dedo pulgar derecho en el partido inaugural ante Phoenix Suns y desde entonces ha estado apartado de las canchas de la liga, perdiéndose un total de 19 encuentros. Sin embargo, todavía no se ha establecido una fecha concreta para su reaparición, aunque de confirmarse las previsiones establecidas –entre seis y ocho semanas– este debería producirse antes de fin de año.

Después del parón por el All-Star Weekend del pasado curso, Bagley demostró todo su potencial como estrella emergente de la NBA. En los últimos 19 partidos de la temporada promedió 18,5 puntos y 9,2 rebotes y fue incluido en el Mejor Quinteto de Rookies. Dando continuidad a dicho rendimiento, se esperaba que Bagley se asentara como un engranaje vital en el front-court de Luke Walton. Su ausencia ha abierto el camino para que Richaun Holmes y Nemanja Bjelica aumenten sus roles en pista, capitalizando un impacto significativo en este primer mes y medio de competición. Muy posiblemente, uno de los dos verá desplazado su rol al de complemento interior desde la segunda unidad al regreso del ex de Duke.

Desde entonces, los Kings han completado un decepcionante inicio de temporada y actualmente ocupan la undécima posición del Oeste a dos triunfos de los Suns, quienes cierran los puestos de Playoffs. Recuperar a Marvin Bagley III –así como a Fox, quien se ha perdido los últimos once partidos por un esguince de tobillo– se presenta vital para recuperar las sensaciones previas y aspirar a una experiencia final de post-temporada.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Booker y Lonzo brillan en la victoria de Suns en Nueva Orleans