McDermott, de tres en tres


En Chicago no hay tiradores. Incompleto.

Tiradores, como grandes especialistas se entiende; como lo son Novak y Korver, como lo fue Jason Kapono. Los Chicago Bulls tienen a su tirador. Mejor anotador de su Draft, 42,5% en su temporada sophomore en la NBA. Doug McDermott, repleto de confianza, se puede hinchar.

Y los Chicago Bulls no alinean tiradores en su quinteto titular. Por muy bien que haya comenzado Dwyane Wade o rachas puntuales que pueda acumular Jimmy Butler. Sin embargo,una mezcla de la visión privilegiada de Rondo con la artillería de McDermott u otro, no tan excelso pero sí muy válido, tirador como Nikola Mirotic, puede dar muchas alegrías en la Windy City. Y a la espera estamos de que Hoiberg vaya incorporando poco a poco a Denzel Valentine.

Rondo da sentido

Engrasar a nueve nuevos jugadores de una tacada, tres de ellos titulares, resulta más sencillo si en los fogones manda y ordena Rajon Rondo; 13 asistencias del point guard (22 asistencias en dos partidos, restricción de 25 minutos incluida).

Cumplieron todos los titulares y se salió el suplente. Butler (16), Wade (14) Gibson y López (12), y para enardecer la segunda unidad Dougie McBuckets con 23 puntos y 5/6 en triples, que unidos a los tres que encestó Isaiah Canaan dibujó el equilibrio perfecto entre las tropas de Chicago. Victoria 118-101 ante Indiana.

“Siempre digo a mis compañeros que deben entender esto: ‘Si piensas que no te estoy viendo, probablemente te esté viendo, así que estate preparado para el pase‘”, touché, Rajon.

Turner y George, sólos

Si el factor diferencial en los Bulls fueron Rondo y McDermott, el de los Pacers lo personificaron Monta Ellis y Jeff Teague. Eso sí, en un sentido totalmente opuesto.

Si Ellis venía de uno de los mejores veranos de su vida por ahora no se nota, o al menos sus números no se enteran. 28 minutos para una sola canasta de seis intentos. No mucho más brillante estuvo Teague, que si cumplió en su función de organizador con 8 asistencias, vio resignado como sus siete lanzamientos eran escupidos por el aro.

Paul George y Myles Turner sí estuvieron a la altura, con 20 puntos cada uno, siendo también George el espejo de McDermott con 4/5 en larga distancia.

Desequilibrio pacer

Además, recibir 118 no debe ser algo habitual en la hoja de ruta de uno de los equipos que apuestan a retar a los Cavaliers por el trono del Este. “El mensaje es alto y claro: necesitamos trabajar más”, ha dicho el técnico que tiene el difícil papel de sustituir a su predecesor, Nate McMillan.

“Tenemos un equipo talentoso”, comentaba George a los medios. “Pero nos va a llevar unos cuantos partidos encontrar esa química”.

Y más aún encontrar la estabilidad con los suplentes. A pesar de que anoche cumplieran jugadores como Glen Robinson III o Joe Young con 11 tantos cada uno. En tres partidos disputados, los Pacers sufren un -33 en el segundo cuarto, momento en el que la rotación hace aparición. “Nuestra segunda unidad sólo necesita jugar algo más de tiempo junta, y eso es algo que simplemente todavía no ha ocurrido”, explicó al respecto su coach.

Próximas paradas asequibles sobre el papel: los Bulls visitan Brooklyn y los Pacers reciben a los Lakers en Indiana el martes.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.