Memphis, la otra cara de las rachas: 15ª derrota seguida


Hubo un tiempo, no hace demasiado, en que los Grizzlies ganaban partidos. Y lo hubo en el que lo hacían de manera consecutiva e incluso ante rivales de entidad. Memphis empezó el curso 2017-18 con 3-0, luego extendido a 5-1, y victorias en este periodo sobre los Warriors, los Pelicans o la doble frente a los Rockets. Leen bien, sí: Memphis le ganó dos veces en pocos días a Houston.

Luego, ya saben, el desastre, el despido de David Fizdale cuando iban 7-12, la lesión de Mike Conley, las quejas de Marc Gasol, impotente ante la montaña de derrotas. La bola de Memphis fue creciendo y ha llegado ya hasta la peor racha de derrotas seguidas de siempre en la franquicia, agrandada con una más ayer en Chicago. Los Bulls, a los que se supone, solo suponemos, que no les interesa mucho ganar, lo hicieron sobre los Grizzlies (119-110).

La advertencia de la NBA

Lo había dicho el Comisionado Adam Silver: no le gustaba y advertía a los Bulls sobre el hecho de dejar sentados a Robin Lopez y a Justin Holiday durante varios partidos cuando el parte médico dice que están perfectos. Para la NBA, las rotaciones son una cosa, pero el tanking es más importante. Y la mínima sospecha, advertencia que va. Puede que Fred Hoiberg simplemente esté probando cosas para el futuro, pero a ese cuento con Silver no parece que se le pueda ir. Ni a Marc Gasol, frustrado, endemoniado, crítico con la posibilidad de desarrollar jugadores —“para eso tenemos la G League”, llegó a decir— y deseando que esta tortura finalice.

Sí, Holiday jugó, no Lopez, aunque se vistió de corto e hizo la rueda de calentamiento. Al menos Hoiberg asumió parte de la advertencia y lo colocó en el quinteto inicial. Una formación titular que volvió a contar con Bobby Portis y que le dio muchísimo rendimiento a los de la Ciudad del Viento. Entre Kris Dunn, ZachLavine, el propio Holiday, el citado Portis y Lauri Markkanen firmaron 93 de los 120 puntos del equipo. Markkanen y Dunn fueron protagonistas de algunos de los mates que hicieron más pasable la velada.

Partidazo de Brooks

El novato, número 45 del pasado Draft por los Rockets pero enviado después a Memphis, está sacando buen rédito del mal curso de los suyos. Ayer, Dillon Brooks se fue hasta los 28 puntos, mejor marca profesional, y un 10/18 en tiros de campo, 5/9 en triples y 4/4 en tiros libres. Su empeño final puso algo de emoción al partido, pero Kris Dunn le llevó la contraria y cerró la cita, para alegría de Chicago. O para su disgusto, ya saben. Tanking lo llaman.

Memphis no dispuso por decisión técnica de Marc Gasol en todo el último cuarto, a pesar de que los Grizzlies estaban en el encuentro después de ajustar una desventaja de más de veinte tantos y acercarse mucho a su presa (94-93). Los de Tennessee no han llegado a las 20 victorias, algo que únicamente han logrado también en esta campaña los Suns. Con 18-46, un 28,1 por ciento de victorias y ningún triunfo a domicilio en todo lo que va de 2018, lo mejor que puede pasarle a Memphis es que todo esto termine ya.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.