Memphis sigue invicto como local tras imponerse a Philadelphia en la prórroga


Cómo ha cambiado la vida en Memphis en tan solo un año. El que fuera el segundo peor equipo de la temporada 17-18 suma ya siete victorias en este inicio de curso, la última de ellas la lograda anoche ante los Philadelphia 76ers en la prórroga por 112-106. Los Grizzlies, que llegaron a ir perdiendo por 16 puntos, consiguieron equilibrar el choque tras una gran segunda mitad, manteniendo de esta forma un balance perfecto de cinco victorias en sus cinco partidos disputados en el FedExForum.

Los de Tennessee estuvieron liderados por un gran Mike Conley, que logró rehacerse de sus flojas actuaciones ante Nuggets y Warriors firmando su mejor encuentro de la temporada. El base anotó 32 puntos con un 12/24 en el tiro, y además fue capaz de repartir 6 asistencias y capturar 4 rebotes. La otra estrella de los de Bickerstaff, Marc Gasol, realizó también un muy buen encuentro, logrando un doble-doble de 18 tantos y 12 rebotes y complicando la noche a uno de los pívots más temibles del campeonato: Joel Embiid. Por último, merece mención Garrett Temple, quien convirtió 17 puntos, incluido el triple que puso el empate a 102 con el que acabaría el tiempo reglamentario.

En los Sixers, en los que no jugaron ni Saric ni Covington dado su reciente traspaso a los Timberwolves, el máximo anotador fue J.J. Redick con 20 puntos, seguido por los 18 de Ben Simmons. El base australiano capturó además 14 rebotes, lo que le convirtió en el segundo jugador de Brett Brown en alcanzar el doble-doble junto a Embiid, quien terminó el choque con 14 tantos y 16 capturas, aunque lo hizo con un 4/15 en tiro y perdiendo 6 balones. Además, Markelle Fultz se fue hasta los 14 puntos dando muestras de su cada vez mayor explosividad, T.J. McConnell lideró la segunda unidad con 16 tantos, y Furkan Korkmaz jugó el mejor partido de su carrera alcanzando por primera vez la docena en la faceta anotadora.

Un arranque histórico

Con un balance de 7-4 que les hace empatar con San Antonio por el cuarto puesto del Oeste, los Memphis Grizzlies son una de las sorpresas positivas de este inicio de temporada, aunque su buenos números van mucho más allá de ser una revelación. Tras el triunfo de anoche, el cuadro de Bickerstaff lleva un total de cinco victorias en sus cinco encuentros como local, lo que, según datos de Gonzalo Vázquez, les hace igualar el mejor arranque de su historia en su pabellón. Este registro databa de 2014, y podrían mejorarlo si logran el sexto triunfo el lunes ante los Utah Jazz.

Además, también según Gonzalo, los de Tennessee se convirtieron en el primer equipo del siglo XXI que pierde menos balones que su rival en los 11 primeros choques de una temporada. Esto se debe no solo a su buen cuidado del esférico, pues son el tercer equipo que menos pérdidas comete por partido (13,2), sino a su capacidad para combinar esta faceta con la de robar muchos balones, estadística en la que, con 10,1 recuperaciones de media, son segundos de la NBA.

Con todo, se da la casualidad de que los Grizzlies suman ahora mismo el mismo número de victorias y derrotas que acumulaban el año pasado a estas alturas, momento en que comenzó la debacle que les hizo enlazar 11 derrotas de forma consecutiva y empezar a meterse en el pozo de la Liga. No obstante, en aquel mal momento tuvo mucho que ver la lesión de Mike Conley, que solo pudo disputar los 12 de los 13 primeros encuentros del curso. Si, por el bien de su equipo y de cualquier amante del baloncesto, el base se mantiene sano este año, no parece muy probable que Memphis repita una caída como que vivió hace penas 12 meses.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.