Miami aplasta a Houston con un primer cuarto histórico (46-14)


La franquicia de Florida concluiría los primeros doce minutos venciendo por 32 puntos para lograr la tercera mayor ventaja de la historia de la NBA en un primer cuarto

Doce y minutos… y poco más. El partido entre Miami Heat y Houston Rockets duró un abrir y cerrar de ojos. Los de Florida, enchufados desde el salto inicial, pasaron por encima de su rival en los primeros compases del encuentro hasta el punto de concluir el primer cuarto con un aplastante 46-14, el cual pasaría a ser un inverosímil 59-18 poco después de iniciarse el segundo parcial. Sí, partido cerrado casi antes de empezar para unos Heat que se impondrían 129-100.

Sin emoción –Houston no llegó a estar a menos de 25 puntos de distancia–, la noche dejó varios datos históricos. Para empezar, el margen logrado por Miami en doce minutos; es decir, 32 puntos, es el tercero más grande de la historia de la NBA desde que se impuso el reloj de posesión en la campaña 1954-55. Así, el primer puesto en esta extraña clasificación es para Los Angeles Lakers, que el 4 de febrero de 1987 se imponían a Sacramento Kings 40-4; mientras que el segundo lugar corresponde a los Baltimore Bullets, que vencían a los Kansas City-Omaha Kings 45 -12 después de un cuarto el 9 de diciembre de 1972.

Y hay más, ciñéndonos a las dos franquicias que se enfrentaron anoche, supuso el récord positivo y negativo para ambos. Los Heat superaban los 28 puntos de margen logrados el 22 de enero de 2007 ante New York Knicks. Los Rockets por su parte sufrían un parcial aún más doloroso del vivido el 11 de febrero de 1970 ante Atlanta Hawks, cuando se vieron 28 abajo.

Actuaciones individuales

Con el partido resulto poco después de empezar, ninguno de los equipos forzó a sus principales piezas. Así, el máximo anotador de la noche para Miami sería el novato Duncan Robinson con 23 puntos, mientras que Meyers Leonard aportaría 21 y Jimmy Butler sumaría a la causa 18 puntos y 9 asistencias. Por parte de los Rockets James Harden se iría hasta los 29 puntos y Russell Westbrook se quedaría en 10. Por cierto, el base tuvo el peor +/- del encuentro con -46. Es su peor balance personal de su carrera en un partido.

5-1, igualando el mejor comienzo

En Miami se respira ilusión, y con razón. Los chicos de Erik Spoelstra han demostrado mantener la química y tensión competitiva de pasados cursos a la vez que han visto aumentado el talento del plantel. Han llegado chicos jóvenes que aportan muchos –Kendrick Nunn, Tyler Herro, Duncan Robinson…– a la vez que han incorporado a un All-Star como Jimmy Butler. Con esa fórmula han iniciado el campeonato con un 5-1 que iguala el mejor comienzo de la historia de la franquicia contando los seis primeros partidos del curso.

Vuelve Johnson

Más allá del triunfo, la noticia de la noche en Miami fue ver de nuevo sobre las pistas a James Johnson. El jugador de los Heat ha vivido una situación extraña desde que se presentó a los entrenamientos del equipo en pretemporada, ya que fue apartado del training camp para hacer trabajo específico al no superar los test físicos a los que fue sometido. Un mes después vuelve a estar con el equipo y anoche hizo su debut en la temporada 2019-20 aportando 17 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.