Miami pone el 2-0 ante los Bucks en un intenso partido


Miami Heat lo ha vuelto a hacer. Sin poder ser catalogado como gran sorpresa tras lo visto en el primer encuentro de las semifinales del Este que disputan ante Milwaukee Bucks, los de Florida acabaron sorteando el empuje final de su rival para resistir y cerrar una emocionante noche de la manera más inesperada, con dos tiros libres de Jimmy Butler sin que hubiese ya tiempo en el marcador para ganar 116-114 y poner el 2-0 en la serie.

Fueron unos últimos minutos intensos y repletos de emoción. A falta de siete minutos Miami ganada por 10 (105-95) y cuando restaban dos aún lo hacían por nueve (111-102). Pero Milwaukee no se rindió. Los chicos de Mike Budenholzer, conscientes de lo importante que era igualar la eliminatoria, apretaron hasta anotar siete puntos en 14 segundos. Más claro: Miami pasó de ganar 113-107 a falta de 15 segundos a verse empatados a 114 con cuatro segundos por jugar. Una canasta de Giannis Antetokounmpo, un robo y canasta de Brook Lopez y tres tiros libres de Khris Middleton (la falta fue bastante rigurosa) lo hicieron posible.

Para entonces, los Bucks parecían haber superado el match ball. Restaba poquísimo tiempo y les bastaba con resistir una corta posesión para marcharse a la prórroga. No fue así. En una última jugada que seguro conllevará una buena parte de polémica, los árbitros vieron falta de Antotokounmpo sobre Jimmy Butler justo cuando este lanzaba sobre la bocina. El griego hizo contacto sobre la espalda del escolta de los Heat cuando el balón ya había salido de sus manos. ¿Suficiente para señalar infracción? Sí a juicio de los árbitros, que son los que mandan. Butler tenía dos tiros libres para convertir uno y cerrar el partido, ya que no había tiempo restante. Metió los dos y Miami puso el 2-0. Mike Budenholzer tenía sus dudas sobre la acción.

“Diría que estamos decepcionados con el juicio, la decisión y el momento en el que se dio. A juicio de los árbitros la falta existió, supongo, en algún momento mientras descendía. A juicio de los árbitros fue suficiente para justificar la falta”, expresa el entrenador jefe de los Bucks.

Sea como fuere, la realidad es que los de Florida parecen tener la fórmula para al menos poner contra las cuerdas a Milwaukee. Anoche Jimmy Butler no se fue a 40 como el primer día (se quedó en 13 puntos), pero Goran Dragic volvió a firmar una gran actuación con 23 puntos y hasta otros cinco jugadores superaron la decena. Sí, volvió a ser un fantástico ejercicio de trabajo colectivo ante el que los de Wisconsin deben buscar fórmulas para reponerse.

Antetokounmpo, en sus números

Milwaukee no está ganando, pero en ningún caso es porque sus jugadores principales no estén haciendo lo que se espera de ellos. El recientemente nombrado Jugador Defensivo de la temporada 2019-20, Giannis Antetokounmpo, se fue hasta los 29 puntos, 14 rebotes y 3 asistencias. Khris Middleton, recuperado ya del bache sufrido ante Orlando Magic, aportó 23 puntos. Brook Lopez y Eric Bledsoe, quien regresaba tras perderse el Game 1 por problemas en los isquiotibiales, sumaron 16 puntos cada uno. Milwaukee necesita algo más si quiere remontar este 2-0 ante los de Florida.

Un 2-0 en contra de las estadísticas

Así, desde que en 1984 se instaurase el sistema de 16 equipos en playoffs, solo tres equipos clasificados en quinta o peor posición se habían colocado 2-0 arriba en primera o segunda ronda ante un número 1 de la conferencia; Miami ha siso el cuarto. Como apoyo moral para los Bucks, señalar que tanto Phoenix Suns en 1993 como Boston Celtics en 2017 se repusieron para terminar venciendo en sus respectivas eliminatorias.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.