Michael Jordan aún tendrá poder en las decisiones de Charlotte en el Draft

El pasado abril, la llegada de Mitch Kupchak a la presidencia de los Hornets, además de ejercer también como manager general, respondía a un intento por parte de la franquicia de ponerle un poco más de poso a las decisiones que se estaban tomando desde hacía demasiado tiempo.

Kupchak venía a sustituir a Rich Cho, quien había estado al frente de ese rol durante los últimos siete años; y , como dueño del equipo, creyó que era el momento de cambiar la dirección de la organización y enfocarse en objetivos más grandes, como pueda ser lograr conformar un plantel que dé batalla en los playoffs.

La noche del Draft es uno de esos momentos que los tienen marcado en rojo y negrita como fecha clave para empezar a modificar ese rumbo, y aunque Kupchak dijo ayer que él será quien tenga la última palabra en las elecciones que haga la franquicia durante la velada, también dejó caer que hay una opinión que siempre va a estar ahí. “Con la excepción de una persona, y esa persona es obviamente el propietario”, señaló el ejecutivo en referencia a Jordan.

Lo cierto es que Kupchak tiene a sus espaldas 10 campeonatos de la NBA, de los cuales siete los ha logrado a los mandos de los Lakers; y precisamente porque lleva tanto tiempo en este negocio, sabe que lo que diga un mito de la liga como es Jordan es algo que debe respetarse. “Sé que hay un gran componente empresarial en nuestra relación”, confesaba también Kupchak.

Las anteriores decisiones de Jordan

Los halagos hacia la carrera de Jordan como jugador podrían llenar las 24 horas de un día y no repetirse. Y con razón. Sin embargo, cuando ha tocado evaluarle como ejecutivo, sus decisiones en los despachos siempre han estado cargadas de cierta polémica, como cuando eligió a Kwame Brown como número 1 del Draft en su etapa como Presidente de los Wizards.

Kupchak comentó que había estado hablando con Jordan por teléfono en estos días, preparando toda la estrategia para la ceremonia del Draft. “Afortunadamente, cuando todo ya está dicho y hecho, nuestra relación sigue creciendo y no sufre cambios. Auqí no estamos para hacer favores. Somos amigos y creo que lo seguiremos siendo, pero la conclusión en este negocio es el éxito y poder ganar partidos”, dijo el GM.