Miles Plumlee e Ivan Rabb no pasan el corte en Memphis

Estos últimos días de pretemporada están plagados de jugadores cortados por sus respectivas franquicias, que simplemente no publicamos por dos razones: la cantidad, enorme, y la irrelevancia de la mayoría, manifiesta.

Se trata, por norma, de jugadores perfil G League, nómadas consagrados o demasiado jóvenes o inexpertos para hacerse hueco en plantillas sobrecargadas de calidad. Pero en Memphis (aquí su previa), una de las plantillas –aunque suene contraintuitivo– más profundas de la NBA (de calidad media pero equilibrada), sobraban jugadores, y dos de ellos merecen nuestra atención.

Estaban en 18 (más los dos two-way), y la liga permite 15. El primer corte, y el más desconocido, ha sido el undrafted Bennie Boatwright. Los otros dos que le acompañan son (de la pródiga saga Plumlee) e .

El primero firmó un acuerdo de ampliación con los Bucks en 2016, cuando su estatus era firme en la liga, por 4 años y 52 millones de dólares. Nada mal. De hecho, no importa que lo hayan despedido (llegó para librarse del contrato de Parsons), porque los 12,4 millones de contrato expiring los cobrará íntegros, y se los pagará la franquicia de Tennessee. A sus 31 años y tras siete en el circuito, veremos si logra volver a convencer a alguna franquicia o estamos ante el temprano ocaso de su biografía NBA.

Contrario al plan Jenkins

En cuanto a Ivan Rabb, hablamos del que era (y es) un prometedor jugador interior con instinto para el rebote y depurados y vistosos movimientos al poste, que sin embargo no ha logrado encontrar su hueco en la franquicia desde que fue seleccionado por ella (puesto 35 del draft, vía Orlando) dos años atrás.

Parecía que el ala-pívot se haría un hueco en la joven rotación de los Grizzlies, pero la llegada al banquillo de Tylor Jenkins, que como explican desde Bleacher Report aspira a instalar un estilo rápido y dinámico, no favorecía el básquet más pausado de Rabb –explica en mayor detalle Chris Manning en Forbes–, mientras que jugadores como Jaren Jackson Jr, Bruno Caboclo o Brandon Clarke encajan mucho mejor en esta pretensión. Mucho más plausible, no obstante, que en el caso de Plumlee, veamos pronto a otra franquicia reclamando sus servicios, pues talento tiene Rabb de sobra para hacer carrera en la NBA.

Brooks, ‘el capitán de vestuario’ de 23 años

En cuanto a los Grizzlies, y he aquí el dato anecdótico y a la vez revelador, Dillion Brooks, pick 45 de aquel mismo Draft 2017, se convierte, tras la salida de Rabb, en el jugador más veterano del equipo en cuanto a continuidad se refiere.

Las salidas de Marc Gasol primero y Mike Conley después, han terminado con todo resquicio de la leyenda de los Grizzlies del grit & gind, por lo que con sus dos años y cuatro meses como miembro del equipo, Brooks se afianza como la vieja gloria del vestuario.

Algo que hace aún más alucinante toda esta brutal reconstrucción. Qatarí como ninguna.

(Fotografía de portada de Ethan Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Dion Waiters: suspendido por los Heat por conducta inadecuada

Los Knicks presentan sus nuevos uniformes Statement Edition

Siguiente