Minnesota abusa de unos Spurs en caída libre


Los Minnesota Timberwolves eliminaron la palabra “piedad” de su vocabulario antes de recibir a los San Antonio Spurs. Esta sería prácticamente la única forma de explicar lo ocurrido, pues el cuadro de Thibodeau arrolló a los de Popovich de principio a fin y se encargó de convertir en una absoluta paliza uno de los duelos que se presuponían más igualados de la noche. No solo no lo fue, sino que el 128-89 definitivo pasará a la historia como el triunfo más amplio de los de Mineápolis sobre el conjunto texano.

El encuentro supuso la constatación de que ambos equipos atraviesan momentos de forma práticamente antagónicos. Los Wolves, con 7 triunfos en sus últimos 9 partidos, se han reenganchado a una lucha por los playoffs de la que parecían obligados a olvidarse, mientras que los Spurs se alejan cada vez más de dicho objetivo y ven cómo su proyecto se tambalea. Desde luego, los 39 puntos de diferencia de anoche son un golpe durísimo para sus aspiraciones.

La vida sin Butler, la vida mejor

El cambio que ha sufrido Minnesota desde que Jimmy Butler (y todo el conflicto a su alrededor) se marchase de la franquicia es para no creer. Con un balance de 7-2 desde aquel traspaso, los Timberwolves han recuperado el equilibrio entre victorias y derrotas (11-11), acarician el octavo puesto, y han conseguido que se hable única y exclusivamente de lo que ocurre sobre el parqué. Todo ello, según datos de Gonzalo Vázquez, siendo la mejor defensa de la NBA durante este tramo, en el que han encajado 99,3 puntos por partido frente a los 117,7 que recibían antes.

En el duelo de anoche alcanzaron cotas de juego que invitan al optimismo. En el segundo cuarto, que fue en el que se fraguó la ventaja, dejaron a San Antonio en solo 9 puntos, y tanto los titulares como la segunda unidad fueron un martillo pilón que fue abriendo una brecha que llegó a ser de 48 tantos de diferencia. Robert Covington, con 21 puntos, fue el máximo anotador del encuentro, secundado por los 16 tantos y 11 rebotes de Karl-Anthony Towns.

Historia negra de la ‘era Pop’

No solo hablamos de la peor derrota de los Spurs ante los Timberwolves en toda su historia, sino que se trata de un choque que pasará a la lista de peores momentos de Gregg Popovich al frente del banquillo texano. Solo en una ocasión el técnico americano perdió un partido por más de 39 puntos, y fue en 1997 ante los Bulls de Michael Jordan por 42 tantos de diferencia. Habrá que ver si, tras tocar fondo en Mineápolis, San Antonio es capaz de revertir esta situación o si la crisis continuará agravándose.

Por si fuera poco, el propio entrenador anunció en la previa del encuentro que Pau Gasol será baja de forma indefinida por una fractura en el pie izquierdo. A perro flaco…

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.