Minnesota luchó, pero no pudo remontar a Houston

Con tantos los equipos implicados en la lucha por playoffs es raro que la Conferencia Oeste no proporcione partidos competidos a diario. Como el celebrado este domingo en Minneapolis, en el que Houston se impuso a Minnesota por 120 a 129.

Los se llevaron el triunfo gracias a una primera parte primorosa en la que anotaron 77 puntos que dejaban encarrilado el choque con 21 puntos de ventaja al descanso. Tras la reanudación la diferencia llegó a crecer hasta los 25 puntos, pero desde ese momento los lucharon para meterse de nuevo en el encuentro y llegaron ponerse a solo cinco puntos de diferencia a falta de cuatro minutos.

Como no, decidió el destino del choque al no permitir que Minnesota se acercase más anotando 11 puntos en los 6 últimos minutos, incluyendo un triple definitivo que sentenció el choque restando 58 segundos.

Harden finalizó la noche con 34 puntos y 12 asistencias, mientras que Chris Paul aportó 18 puntos, 9 asistencias y 8 rebotes y Clint Capela 16 tantos, 12 rebotes y 3 tapones.

Por los Wolves estuvo muy activo con 20 puntos y 18 rebotes, Jeff Teague logró 23 tantos, Andrew Wiggins 21 y Jamal Crawford 20. Mención especial también para , quien sumó 14 puntos y 3 asistencias con 6 de 11 en tiros de campo en 19 minutos de juego. Lo más importante para él y los Wolves es que participó en la remontada de Minnesota del último cuarto aportando canastas y asistencias a la vez que tenía la tarea de defender a Harden.

Expulsión de Green

El partido llegó a un nuevo nivel de tensión cuando Gorgui Dieng empujó al suelo a Chris Paul tras la lucha por un rebote y Geral Green respondió enviando a Dieng contra los espectadores de la primera fila. Los árbitros decidieron que Green debía ser expulsado de inmediato y así fue. “He aprendido la lección al ser expulsado, intentaré que no pase más”, comentó el jugador de los Rockets en vestuarios en declaraciones que recoge Associated Press.

La pelea en la clasificación sigue

Houston se consolida como el líder de la NBA con una marca de 58 triunfos y 14 derrotas —un 80% de victorias en sus partidos jugados—, aumentando su diferencia sobre Golden State (53-17) y Toronto ya que los canadienses perdieron ayer (52-18). Los Rockets van 26-2 en sus últimos 28 encuentros.

Los Wolves, por su lado, caen a la octava plaza del Oeste con una marca de 40-31, aventajando a Denver en solo 1,5 partidos. Minnesota tiene un balance de 3 victorias y 5 derrotas desde que Jimmy Butler cayese lesionado a finales de febrero.