Moe Harkless asume el reto de jugar fuera de su posición


Hace cerca de un mes, los Miami Heat firmaron al agente Moe Harkless a cambio de 3,6 millones de dólares y un año. El ex de los New York Knicks llegaba a Florida con la misión de ser el sustituto de Derrick Jones, un jugador polivalente al que Erik Spoelstra le dio mucho uso. Como se ha podido ver en los partidos de pretemporada, la recién incorporación ya sigue los pasos del actual jugador de los Blazers y se ha visto obligado a jugar fuera de su posición natural. Un aspecto que solo tiene relevancia en la faceta ofensiva, ya que el propio head coach adapta su playbook para usar a este tipo de jugadores de la mejor forma.

Era de esperar que en muchas ocasiones Harkless defendiese a los ala-pívots rivales, ya que, como ha demostrado durante la burbuja el entrenador de los Heat, su intensa protección del aro requiere mucho más la velocidad física y mental que la altura. Un aspecto lógico en los nuevos tiempos que vive la NBA, donde la cancha se queda pequeña y todos los equipos quieren abrir espacios para sus mejores hombres. De esto precisamente habló el propio jugador en su entrevista post-partido: “Va a ser un desafío defender consistentemente a este tipo de jugadores, pero es un desafío para el que estoy preparado. Tengo mis ventajas en cuanto a longitud y velocidad, así que simplemente las utilizo”.

Y es que hay que reconocer que de nuevo, Pat Riley no deja títere sin cabeza y trae a un jugador que por condiciones lo tiene todo para cuadrar en el sistema de Spoelstra. En sus primeros compases se le ha visto alguna tara, pero casi todos sus errores se pueden justificar con que lleva ocho meses sin jugar y esta en una nueva posición en la que se enfrenta a jugadores más físicos que él. De hecho, contra Zion Williamson se sintió bastante incómodo y superado, acabando su participación con 14 minutos y 6 faltas.

Respecto a que cambiar, Harkless tiene claro como afrontarlo: “Creo que tienes que estar cómodo contigo. No voy a cambiar. He intentado subir de peso antes, pero muchas veces no funciona y no me siento cómodo jugando con demasiado peso. Encuentro donde me siento cómodo y lo hago. No creo que me falten fuerzas. Siento que soy bastante fuerte, especialmente para alguien de mi tamaño. Así que entro con confianza con eso”. Una muy buena actitud para que uno de los mejores entrenadores le saque lo mejor de él. Tal es así, que en la misma rueda de prensa explicó que el objetivo cuando jugadores más bajitos defienden a otros más altos es que estos no reciban. 

(Fotografía de portada de Carmen Mandato/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.