MVP de la WNBA 2021: toma de contacto


Allá va ya un tercio de temporada en la WNBA. Restan tres semanas para el parón de un mes por la disputa de los JJOO. Las jerarquías entre equipos parecen claras: Seattle Storm y Las Vegas Aces han confirmado su papel de favoritas. Indiana Fever están descolgadas en la parte baja de la clasificación. Y el resto de las nueve franquicias de la WNBA siguen en una lucha apretada por los seis puestos restantes de playoff.

Luego, está la carrera por el MVP de la temporada regular. En ella hay tres nombres que destacan por encima de todos, un segundo vagón compuesto por otras dos jugadoras, y un grupo de perseguidoras. Veamos, pues, los motivos a favor y en contra en la candidatura de cada una.

Breanna Stewart (Seattle Storm)

Aquí sobran los motivos. Más allá de que Breanna Stewart sea, casi que de forma unánime, la mejor jugadora del planeta, su primer tercio de temporada lo tiene todo. 21 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias de media por partido. Las Storm que son primeras en la liga con 12 victorias y 2 derrotas. Y Stewart que lidera a la franquicia en puntos, rebotes y tapones, amén de ser cuarta en asistencias y segunda en robos.

Argumentos en contra del que sería su segundo MVP de la liga regular tras el de 2019, pues pocos. Quizás solo los que tiene a favor…

Jonquel Jones (Connecticut Sun)

Porque la pívot de las Connecticut Sun contaba hasta hace unos días con tantas papeletas como Stewart. Una temporada salvaje en lo estadístico —21,6 puntos, 10,4 rebotes, 3 asistencias, 1,5 robos y 1,2 tapones, aderezados con un acierto del 56,8% en tiros de campo y 48,9% en los cinco triples que tira por partido—. Y una influencia superior en el inicio fastuoso de las Sun: 8-2.

Ocurre, sin embargo, que la bahameña nacionalizada bosnia ha dejado la WNBA durante unos partidos para irse al Eurobásket. Allí, también aspira al MVP. Mientras, Connecticut está pasando su particular via crucis sin ella. Tres derrotas consecutivas y la incógnita de qué pasará de aquí a que Jonquel vuelva, en una o dos semanas. Un pequeño lunar en lo que, por ahora, era una impecable hoja de servicios.

Tina Charles (Washington Mystics)

La veterana center de las capitalinas está haciendo una temporada para el recuerdo y completa el triunvirato de aspirantes principales. Un solo dato ya merece su inclusión en esta lista: sus 24,5 puntos por partido serían la segunda marca en la historia de la WNBA, solo superados por los 25,3 de Diana Taurasi en la temporada 2006. Súmale a eso algún detallito, como sus 9 rebotes por encuentro.

En la carrera por el que también sería su segundo MVP de la temporada, a Charles hay que apuntarle un debe: la trayectoria de las Mystics. Aunque parecen haber recuperado el vuelo tras un inicio dubitativo y ahora cuentan un récord de 6-6, las llegadas de Emma Messeman y Elena Delle Donne tras los JJOO podrían impulsar la trayectoria de las de Washington. Y con ello, los chances de Tina Charles de optar al premio de mejor jugadora de la temporada.

Betnijah Laney (New York Liberty)

En un segundo vagón, agazapado tras los tres grandes nombres individuales de lo que va de temporada, asoma el de Betnijah Laney. Ella ni siquiera se lleva los focos en su equipo, donde están dedicados para Sabrina Ionescu, pero la campaña de la jugadora más mejorada de 2020 es para enmarcar: casi 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias por partido. También, el papel de líder en unas New York Liberty que ya han cosechado más victorias de lo que muchos les auguraban en todo el año.

En su contra está que las de Brookyn parecen estar perdiendo parte de la efusividad que tuvieron en su arranque de temporada, con cinco victorias en seis partidos. Y sin una temporada sobresaliente a nivel colectivo, parece complicado que Laney entre en las discusiones para el MVP frente a las Stewart, Charles o Jones.

A’ja Wilson (Las Vegas Aces)

Sin hacer mucho ruido, como suele hacer ella, jugadora tipo martillo pilón, A’Ja Wilson está haciendo una temporada similar a la de 2020, la que le granjeó su primer MVP de la liga regular: 18,5 puntos, 8,1 rebotes y 3 asistencias. Las Vegas acumulan ya 10 victorias por solo 3 derrotas. Wilson es la líder indiscutible, a nivel espiritual y tangible. Poco más se le puede pedir.

Pero ocurre, precisamente, eso. Que Wilson acumula números casi que sin esfuerzo. Que las de Las Vegas, durante esta temporada regular, parecen más enfocadas en encajar las muchas piezas que tienen en su engranaje —como ese juego interior que comparte con Liz Cambage y Dearica Hamby— para competirle el título a las Seattle Storm. Y que, en medio de todo ello, Wilson pierde algo de hype. Ella, seguro que encantada de intercambiar su candidatura al MVP por una oportunidad al anillo.

Bolas extra

  • Courtney Vandersloot: Otra que da muchas nueces con poco ruido. La base de las Chicago Sky, que lidera la liga en asistencias por quinta campaña consecutiva, merece una mención en este apartado. Si su conexión con Candace Parker sigue aportando victorias, su nombre tendrá que subir algún escalón.
  • Brittney Griner: La jugadora de la historia de la WNBA que más mates acumula en partidos oficiales —solo en este año lleva dos—, está dominando a su antojo: 19,6 puntos, 10,1 puntos y 2,3 tapones. Pese a todo, la lesión de Diana Taurasi perjudica las aspiraciones colectivas de Phoenix Mercury. Por ende, sus chances de optar al MVP.
  • Napheesa Collier: Un nombre que va a más. La mejor rookie de la temporada en 2019 va cogiendo ritmo tras perderse varios partidos al inicio de temporada. Casi 18 puntos por partido y las Minnesota Lynx que cogen vuelo con ella en pista: 5-4. Ojo.

(Foto de portada de Julio Aguilar/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.