Nada detiene la caída en picado de los Grizzlies


NOLA se aprovecha del desastre de un equipo incapaz de retomar su versión de octubre

Con o sin Parsons… ¿qué más da? Algo más que un buen escolta en horas bajas es lo que necesitan estos Memphis Grizzlies para salir del pozo en el que ellos mismos se han metido. Derrota ante New Orleans Pelicans (95-114), y ya van media docena de una sentada. Once de los últimos trece partidos.

Gasol, irreconocible

“Las cosas no están yendo a nuestro favor, y los equipos están haciendo un buen trabajo para quitarnos lo que estamos tratando de hacer, así que tenemos que encontrar la manera de lograrlo”, analiza Marc Gasol, autor de 7 puntos y con un 3/10 en tiros. “Nuestra confianza es realmente frágil y cuando algo malo sucede, especialmente en la segunda mitad, sentimos pánico y un déficit de seis u ocho puntos se convierte en dieciséis… Todos se están esforzando, pero ahora también tenemos que poner también disciplina y darlo todo por nuestros hermanos”.

Marc, uno de los líderes obligados de su equipo, está siendo precisamente uno de los responsables de la pésima racha, mostrándose incapaz de liderar el ataque de los suyos. De los 19,5 puntos de noviembre, a los 13,1 de diciembre… a los 9,3 en lo que va de enero, con unos porcentajes que hacen temblar por hablarse de un pívot (34,1 en TC%).

Sí respondió el otro líder de Tennessee, Mike Conley, con 22 tantos y 10 asistencias, pero fue lo único salvable de un equipo sin rumbo y que fue un juguete en manos de NOLA.

Festín bajo los aros

El conjunto de Alvin Gentry apabulló en la pintura, con 36 puntos de Anthony Davis (14 de ellos en forma de mate) y 15 de Julius Randle. Inlcuso Jahlil Okafor tuvo un papel importante anoche con 24 minutos, en los que anotó 9 tantos, capturó 7 rebotes y dio 2 asistencias.

No solo en la pintura. También desde la presión y el contraataque (aún sin Mirotic, recordemos) se labró el triunfo de los Pels de anoche. “Así es como logramos tener éxito la temporada pasada, a través de la defensa. Eso nos conduce a conseguir muchos puntos en transición y canastas fáciles a la contra, así como jugadores abiertos desde la línea de tres”, comentaba Davis tras la victoria.

Un no-invitado

El equipo echaba en falta, sin duda, a Elfryd Payton, quien le da otro aire a la defensa perimetral con Jrue Holiday. Pero más allá de eso, quien anoche respondió más que nunca hasta ahora desde el backcourt fue Frank Jackson, jugador de segundo año quien logró anoche, con 17 tantos en 19 minutos, su récord personal de anotación en la NBA.

Así los Pelicans enlazan dos victorias seguidas que podrán ser tres si consiguen imponerse pasado mañana a los Cleveland Cavaliers, y reengancharse así a la pelea por los playoffs en un Oeste que, como bien saben hoy los Grizzlies, no conoce la tregua ni la compasión.

(Fotografía de portada de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.