Nada ni nadie detiene a los Pelicans, que triunfan en San Antonio


Si no fuera porque en el Oeste ganar, ganar y volver a ganar, que diría aquel, es algo que sirve de menos porque es una conferencia demoledora, hace días que estaríamos hablando de los Pelicans como un plantel de playoffs. Y es que sus siete victorias seguidas, viniendo de un buen balance previo y sin DeMarcus Cousins, bien habrían valido una vida más tranquila a principios de marzo. Pero lo cierto es que ese 7-0 de New Orleans, para un balance de 35-26, hace que NOLA esté quinto del Oeste, empatado con el sexto y el séptimo, y únicamente con dos victorias y media de margen sobre la novena plaza, esa que marca el fin del anhelo de los playoffs y de nuevo en manos de los Clippers.


La realidad es esta, pero también lo es que nos encontramos ante los mejores Pelicans del curso y justo lo son en el momento clave; y justo cuando uno de sus pilares, Cousins, está fuera de combate para todo el curso. El otro, Anthony Davis, a lo suyo, ya saben, actuaciones por encima de los 40 y de los 50 puntos y líder total. Cuando más falta hacía. Está empeñado en meter a los Pelicans en los playoffs y ese empeño individual, y colectivo, se tradujo anoche en una victoria de quilates sobre los Spurs y en San Antonio (116-121). Los de Gregg Popovich, quien acabó expulsado al principio de la segunda mitad por dos técnicas consecutivas al protestar que el balón era para San Antonio tras una acción de ataque de New Orleans, son uno de los mejores equipos en casa de toda la NBA, pero sospechamos que eso, a estas alturas, ya le da igual a New Orleans, que no respeta a nada ni a nadie.


Uno ya no sabe, por cierto, si hablar de las posibilidades de Pelicans de estar en los playoffs o de ser cabeza de serie de los mismos, porque la cuarta plaza la tienen ya a mano, a solo 0,5 partidos de los propios Spurs. Le convendría a San Antonio aplicarse el cuento de no dormirse en los laureles, porque 0,5 partidos de diferencia entre el cuarto y el séptimo no es algo para confiarse.

Otro hito de Davis

No, ayer no se fue a anotaciones escandalosas, pero ayudó muchísimo, como siempre, a unos Pelicans que entraron en el último cuarto 95-87 abajo y que remontaron la contienda con un parcial final de 21-34 a su favor. En total, deshicieron una ventaja que llegó a ser de 15 puntos. Davis acabó con 26 tantos y 15 rebotes e iguala a Moses Malone como el único jugador en los últimos 40 años de la NBA en que ha sido capaz de promediar en un mes (en su caso febrero) 35 puntos y 10 rebotes.


Jrue Holiday, por su lado, también siguió muy fino y parte de la racha de 7-0 lleva su firma, porque en esos siete partidos ha anotado al menos 20 puntos, la segunda mejor racha de su carrera. Anoche, en Texas, 25 puntos. Rajon Rondo completó la fiesta con un doble-doble de puntos y asistencias: 13 y 12, además de 8 rebotes.

“Tenemos que seguir peleando, porque algo bueno va a llegar si continuamos batallando en esta línea”, apuntó a los medios al término de la contienda el entrenador de New Orleans,  Alvin Gentry. De momento, los resultados están ahí, en el exigente Oeste. Y saludan efusivamente a NOLA.

Aldridge, esguince de rodilla

En el primer cuarto del encuentro, y tras someter al inicio a un Emeka Okafor que solo estuvo en pista cuatro minutos, LaMarcus Aldridge se lesionó su rodilla derecha en una jugada fortuita con Rondo. Aldridge volvió a la pista en dos ocasiones, en ese primer cuarto y luego en el segundo, pero finalmente desistió y se marchó a los vestuarios. En el descanso, los Spurs anunciaron que era un esguince de rodilla, otro problema para una temporada cargada de lesiones, con Kawhi Leonard a la cabeza, y donde Pau Gasol también se ha unido a la lista de bajas con un hematoma en su rodilla izquierda y que le mantendrá de baja al menos una semana, según Popovich.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.