NBA: los árbitros pitaron mal el final del Lakers – Magic


El polémico segundo final del partido entre Los Angeles Lakers y Orlando Magic vive sus últimos coletazos 24 horas después de concluir.

En el informe Last Minute Report que la NBA publica a diario analizando las decisiones arbitrales que se toman en los dos últimos minutos de partidos apretados, la Liga ha reconocido que los árbitros erraron en la última decisión que tomaron en dicho encuentro.

Restaban 0,6 segundos de partido, el marcador reflejaba un 108 a 107 favorable a los Lakers y la bola estaba en posesión de Orlando para sacar de banda. Hasta ahí todo normal. Pero cuando los Magic pusieron el balón en movimiento, el reloj comenzó a correr antes de que ningún jugador de la pista lo tocase, algo que va contra las reglas. De forma inesperada, los árbitros, junto con el NBA Replay Center de Nueva Jersey, determinaron que debido al mal funcionamiento del reloj debía producirse un salto entre dos a media pista con 0,6 segundos de tiempo pendiente, lo que dejaba a Orlando sin oportunidad alguna de remontar.

El árbitro jefe de la noche, Bill Spooner, explicó su decisión tras el partido. “Una vez que no hay posesión cuando el reloj termina, la regla es que debe realizarse un salto entre dos a media pista”, dijo. “La regla es la 13E-9-2. Siempre que haya un silbato involuntario o suene una bocina cuando el balón esté en el aire, no hay posesión y debemos volver a media pista. Salto entre dos”.

Como decíamos, un día después después, ha sido la propia NBA la que ha explicado a través de su informe que esa decisión fue un error y que lo que se debía haber decretado es un nuevo saque de banda con posesión para Orlando. “Debido a que el pase aún estaba en al aire cuando el tiempo de posesión expiró, la bola aún estaba en posesión de Orlando y Orlando debería haber retenido la posesión con saque de banda en el lugar más cercano”, reza el comunicado. “Si la bola hubiese sido tocada antes de que hubiera expirado el tiempo, se hubiera considerado un balón suelto y entonces el salto entre dos sí hubiera sido correcto”.

Los jugadores de Orlando y su técnico protestaron con vehemencia la decisión arbitral, pero no hubo nada que hacer. Ya en vestuarios, los miembros de la plantilla del conjunto de Florida se quejaron amargamente ante los medios porque decían que los árbitros les habían impedido luchar por la victoria. Algunos jugadores de los Lakers e incluso Luke Walton, afirmaron que no entendían bien qué había ocurrido al final ni conocían la regla aplicada.

En definitiva, regla 13E-9-2 mal aplicada.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.