NBA y NBPA extienden al lunes el plazo para alcanzar un acuerdo


Está siendo arduo el trabajo para llegar a un entendimiento económico de cara a las próximas temporadas. Con la fecha del 22 de diciembre refrendada para empezar la campaña 2020-21, ahora todas las miradas se ciñen en ver si NBA y Sindicato de Jugadores (NBPA) son capaces de limar sus diferencias para alcanzar un acuerdo que permita saber a franquicias y jugadores a qué cifras deben atenerse de cara al draft, agencia libre y mercado de traspasos.

Sobre tal asunto Shams Charania de The Athletic no aporta más novedades que la de conocer que el plazo límite ha vuelto a cambiar para tener más tiempo. Así, los cambios realizados sobre el convenio colectivo que deberían haber quedado fijados ya pasan ahora a tener como día definitivo el lunes 9 de noviembre; sí, ese es ahora el ‘día D’ para que cualquiera de las partes notifique la rescisión del actual acuerdo.

Aunque nada se puede descartar, llegar al punto de que se rompa el convenio y se proceda a un lockout (cierre patronal) es prácticamente inverosímil. Lo que se está negociando es la mejor manera para todas las partes de superar la actual crisis económica; por tanto, es lógico que tanto la Liga como los jugadores quieran que les afecte lo menos posible llevando las letras a su terreno. Dicho eso, ver las negociaciones saltando por los aires y paralizando la temporada 2020-21 es algo que supondría un desastre para ambos. Simplemente no ocurrirá.

La cuestión es que el tiempo se agota. Aunque ambas partes han certificado el comienzo de la competición el 22 de diciembre con 72 partidos de temporada regular, hay otros muchos detalles que siguen en el aire y sin los cuales no se puede empezar a jugar. El punto que más controversia está causando es el del fondo de garantía a través del salario de los jugadores. Tanto el porcentaje que se les retendrá como la duración de su ejecución (uno, dos, tres años…) se sigue discutiendo. Luego por supuesto tenemos el punto en el que quedará el límite salarial. A estas alturas se da por hecho que se mantendrá en 109 millones de dólares, pero no es definitivo. Queda tela por cortar.

Está siendo difícil, y ya se esperaba que fuese así. Mientras la temporada 2019-20 se mantenía suspendida, exactamente a finales de mayo, Adam Silver avisó que el actual convenio colectivo no estaba construido para afrontar una pandemia que se extendiese en el tiempo. Además, el comisionado de la NBA especificó que no hay un mecanismo en el mismo que lleve a establecer de manera correcta el límite salarial cuando existe tanta incertidumbre, la cual es causada por el hecho de desconocer cuáles serán los ingresos de la competición. Así es, cualquier acuerdo que se alcance se sustentará en supuestos y no en realidades.

(Fotografía de Kevin Frayer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.