New Orleans ha despertado: cuarta victoria consecutiva


Los Pelicans han cambiado. Tras sestear durante el comienzo del curso, los chicos de Stan Van Gundy parecen por fin haber encontrado el camino. Anoche, ante Houston, cómoda victoria por 130-101 para sumar el que es su cuarto triunfo consecutivo.

El inicio del encuentro fue igualado. El intercambio de canastas llevó a que las ventajas fueran mínimas hasta que New Orleans rompió el partido mediado el segundo cuarto con un parcial de 14-0 que les hizo pasar del 44-43 al 58-43. Desde ese momento los locales supieron gestionar su ventaja hasta dispararla ya en el último cuarto.

“Si no estamos comprometidos a detener a la gente como lo hemos hecho hasta ahora, será difícil que ganemos partidos,. Que te hagan muchos puntos en la pintura (fueron 60) o que te superen en el rebote (55 a 37) no es algo necesariamente técnico o esquemático. Es tan simple como ‘ve y coge la pelota’, o ‘sácalos de la pintura'”, comenta Stephen Silas, head coach de los Rockets.

Los de Texas cayeron, y eso que Zion Williamson solo disputó 21 minutos al verte inmerso muy temprano en problemas de faltas; aunque bueno, le dio tiempo a conseguir 20 puntos y 7 rebotes. También superó la veintena Brandon Ingram con 22, pero si alguien destacó fue Josh Hart, quien se marchó hasta los 20 puntos y 17 rebotes desde el banquillo jugando 40 minutos. Antes del encuentro el escolta era duda por espasmos en la espalda.

“Afortunadamente, no salí de la cancha con demasiada frecuencia, así que no tenía el riesgo de que me enfriarme para después volver a entrar. Poder salir y ayudar al equipo es bueno, obviamente fue un partido bastante bueno, así que se sintió increíble, se sintió bien. Solo me preocupa eso, espero que mi espalda esté bien durante el viaje en avión”, expresa Hart.

Echando de menos a Wood

Christian Wood cayó lesionado el 5 de febrero ante Memphis Grizzlies; desde ese día los Rockets no ganan. El pívot fichado en diciembre como agente libre era clave en el esquema de Silas, y ahora que no está lo es aún más. Houston lleva tres derrotas seguidas y salvo en la primera, contra Spurs, han sido de paliza. Anoche los 25 puntos de John Wall o los 23 de Eric Gordon fueron totalmente insuficientes para pelear por la victoria. Necesitan encontrar soluciones, ya que el regreso del jugador interior no es inminente.

(Fotografía de Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.