Ni la gripe pudo parar a Kyrie Irving; acabó con 39 puntos y 6 asistencias

ya empieza a tener los tintes del jugador que ha deslumbrado siempre. No empezó la temporada demasiado entonado, pero ya parece haber encontrado el camino que ha llevado a verle como uno de los grandes bases de la liga.

Anoche se encontraba enfermo, exactamente con gripe. Su concurso fue duda hasta última hora debido a tal estado, pero Irving finalmente jugó. Y cómo lo hizo. Acabaría con 39 puntos y 6 asistencias, además de encestar 4 tiros libres en los últimos 21 segundos de la prórroga y darle así la victoria a los frente a los por 114-111.

El point-guard de Cleveland no había podido entrenar durante el jueves, pasándose los dos últimos días en el sofá para poder librarse del virus. Al final estuvo 43 minutos en cancha para darle a los ‘Cavs’ su quinta victoria en seis partidos en casa.

“Estoy cansado”, dijo Irving, que ha alcanzado los 19 partidos como profesional llegando al menos hasta los 30 puntos. “Realmente sólo quiero descansar en estos momentos”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com