Nico Mannion busca su sitio en la rotación


Los Golden State Warriors no han empezado la temporada como muchos esperábamos. No obstante, desde la vuelta de Draymond Green y los ajustes de Steve Kerr han ido mejorando en sensaciones. Pero hay piezas de rotación que todavía siguen sin encajar y eso puede ser una gran traba para un equipo que en las últimas temporadas se ha basado precisamente en eso. En tener a jugadores muy asentados en su rol y que daban al equipo justamente lo que necesitaban. Tal es así, que tienen hasta quince jugadores por encima de los ocho minutos de promedio (sin continuidad en sus apariciones), pero tan solo Andrew Wiggins y Stephen Curry promedian más de 15 puntos.

Los de la Bahía están probando diferentes hombres para estos puestos, y tipos como Eric Paschall, Damion Lee, Brad Wanamaker o Kent Bazemore parecen haberse hecho con una cuota de minutos considerables. Pero Kerr no se cierra a probar cosas nuevas, y menos cuando los partidos ya están cerrados. Además de probar diferentes sistemas defensivos sin nada en juego, también trata de involucrar a los menos habituales. Ayer, fue Nico Mannion el que tuvo su oportunidad. Con los New York Knicks dominando el encuentro de cabo a rabo, el italoamericano disputo hasta ocho minutos. 

El que jugara en la Universidad de Arizona salió a la cancha con ganas de demostrar su valía y que tiene un hueco en la Liga. Su distribución de juego estuvo impecable y generó juego de forma constante durante su estancia en pista. Después de Draymond Green, Mannion fue el jugador con más asistencias del equipo empatado a cuatro con Stephen Curry. Evidentemente, la cifra más alta de su corta carrera NBA en este aspecto. Además, también metió su primer punto en la mejor competición de baloncesto del mundo. Aunque fue vía tiro libre, errando uno y anotando otro.

Pese a los buenos minutos, sigue siendo decepcionante el papel intrascendente del base en los Warriors. Muchos ejecutivos y expertos se sorprendieron cuando cayó tan bajo en el draft, siendo escogido en la elección número 48. Y él mismo se reivindico diciendo que no olvidaría los 29 equipos que pasaron de él y que se aprendería el nombre de todos los bases previos a su selección. Aunque está por ver como evoluciona, no cabe duda de que hasta el momento Brad Wannamaker es el guard de la segunda unidad. Y, por desgracia, su destino parece ser la G-League.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.