Nikola Jokic consigue el triple-doble más rápido de la historia de la NBA

Noche de leyenda para Niklola Jokic. El pívot de Denver cosechó el triple-doble más rápido de la historia de la NBA. Lo hizo en el triunfo de Denver sobre los (123-134). Jokic acabó con 30 puntos, 15 rebotes y 17 asistencias, buena parte de ellos cosechados antes del descanso. Jokic tardó concretamente 14 minutos y 33 segundos en llegar al triple-doble. Su hito supuso destrozar el anterior récord de triple-doble conseguido de manera más rápida, que estaba en manos de Jim Tucker, quien en 1955 tardó 17 minutos en lograrlo. A los vestuarios, Jokic se fue con 16 tantos, 11 rebotes y 12 asistencias.

Es el quinto triple-doble del curso para el de los , el segundo consecutivo después del abrazado ante los Spurs y el undécimo de su carrera en la NBA, donde debutó en la 2015-16. Jokic registró una hoja de tiro formidable, con 11/14 en lanzamientos de campo, 3/3 en triples y 5/5 en tiros libres. Además, 1 robo y 2 tapones en 33 minutos de juego. Para más récords, sus 17 asistencias se convierten en su mejor registro individual en la NBA.

Según informan los propios Nuggets, solamente tres jugadores en todo el relato de la NBA han conseguido partidos de 30 tantos, 15 capturas y 17 pases de canasta: Magic Johnson en 1981, James Harden en 2016 y ahora Jokic, con el mérito añadido de ser el único pívot de ellos y el único de la lista de triples-dobles más rápidos conseguidos en los últimos veinte años, clasificación que lideraba hasta anoche Russell Westbrook y donde están también LeBron James o Ben Simmons.

Antetokounmpo, también triple-doble

La épica actuación de Jokic ganó más valor por lo que tuvo delante, en la figura de Giannis Antetokounmpo, quien también logró un triple-doble, el noveno de su carrera deportiva y el primero de la 2017-18 para él. Antetokounmpo hizo 36 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias, además de 3 tapones.

Esencial triunfo para Denver

Lo venimos contando porque así está sucediendo: el Oeste está más salvaje con nunca, con muy pocas diferencias entre el décimo puesto, en manos de los Jazz y su racha de once victorias seguidas, y el quinto, en poder los de Thunder. Entre ambos equipos solamente hay 2,5 victorias de distancia, margen que se estrecha más si miramos a la novena plaza, la de los Clippers, que están a 0,5 triunfos de colocarse en playoffs y a 1,5 de esa quinta plaza.

En mitad de esta batalla asoma Denver, firme tras ganar anoche y sexto del Oeste con 32-26 y empatado con los Blazers. Denver tiene tan cerca la quinta plaza, a 0,5 partidos, como la posibilidad de quedarse fuera en la post temporada, porque los Clippers les miran con la distancia citada de un encuentro.

A la vuelta del parón del , el calendario se le empina a Denver, con una gira por el Oeste que le hará visitar otra vez San Antonio, luego Houston y luego Los Angeles, para verse las caras contra los Clippers.

Los Bucks, por su parte, viven con menos apreturas. A pesar de la derrota de ayer jueves y de llevar un récord muy parecido al de Denver (32-25), son sextos del Este con cuatro victorias de margen respecto al noveno, Detroit, y un balance reciente de 7-3.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Chicago espera un liderazgo vocal de Justin Holiday y Robin Lopez

Los Lakers, 0-3 con Isaiah Thomas

Siguiente