Nikola Mirotic y por qué se fue de la NBA aun teniendo una buena oferta de Utah


La marcha de Nikola Mirotic de vuelta a la Liga Endesa, poniendo punto y aparte a sus cinco temporadas en la NBA (estancia en Chicago, New Orleans y Milwaukee), supuso una enorme sorpresa en el mercado del pasado verano.

El ahora jugador del F.C. Barcelona recibió ofertas importantes para quedarse en Estados Unidos pero aun así decidió deshacer el camino emprendido unos años antes. Mirotic pudo explicar su versión de los hechos en una entrevista para el canal de Youtube Confinados sin Basket.

“Mi rol en la NBA era siempre el mismo. Era un jugador que estaba abierto para tirar, que hacía pick-and-pop entre los jugadores grandes… Yo sabía lo que el equipo esperaba de mí. Se esperaba de mí que anotase 10 puntos, que cogiese un par de rebotes y ya está. Sentí que el tiempo iba pasando y tal vez no había jugado el mejor baloncesto de mi vida que iba a jugar en la NBA, aunque fue muy bueno. En cuanto no sentí esa alegría, esa necesidad de mejorar, de que tal vez iba a pasar algo diferente… Dije que era momento de volver y de ser algo mucho más grande en Europa. Para mí lo importante siempre ha sido disfrutar del juego, ser feliz. Necesito retos, ser importante, alguna vez tener el último tiro. Y ahí era difícil”, podía explicar Nikola Mirotic.

La manera en la que se percató de que no quería continuar al otro lado del Atlántico resultó de lo más bizarra. Ocurrió en un aeropuerto y a unos minutos de coger un vuelo con dirección a Utah para negociar un nuevo contrato. Los Jazz le querían y le ofrecían tres años garantizados para permanecer en Estados Unidos. Mirotic desechó tal posibilidad y dio plantón a las comitiva de Salt Lake City. Ya se había decidido a volver.

“Quería pasar la agencia libre mientras estaba de vacaciones con mi familia en Grecia. Utah quería tener una reunión conmigo el 30 de junio para firmarme como su primer fichaje en la agencia libre. Me ofrecieron tres años garantizados, un muy buen contrato (se llegó a hablar de 45 millones de dólares en total). Hablé con mi mujer y me dijo que hiciera lo que me hiciera feliz. Me saqué un vuelo para dos días”.

“Estaba esperando en la puerta del aeropuerto de Salónica y empecé a pensar: ¿qué estoy haciendo en el aeropuerto? ¿Por qué no estoy con mi familia? ¿Y qué la NBA? Me dije a mí mismo: ‘No lo hagas, Niko. Si vas, vas a renovar (en la NBA)’. Salí del aeropuerto y volví al hotel. Le dije a mi agente que no iba a coger el vuelo y que pidiera perdón a Utah por no ir a la reunión. ‘Voy a coger otro camino, no quiero seguir en la NBA”, podía seguir explicando Nikola Mirotic.

Su deseo de jugar con los mejores se había apagado. También, Niko había comprendido que de vuelta en Europa estaría mucho más predispuesto a volver a brillar. No hubo más que hablar.

“Hay gente que quiere estar en la NBA, incluso si no juega. Pero el baloncesto en Europa también es de alto nivel. La Euroliga se está volviendo muy competitiva, la Liga Endesa está siendo tremendamente fuerte y, para mí, esto fue un paso adelante en mi carrera. Ahora, tengo que demostrar cosas nuevamente”, detalló.

Mirotic promedió esta temporada, hasta el reciente anuncio de la clausura de la temporada en la Euroliga, 19 puntos (61 por ciento en tiros de campo y 33,1 en triples) y 5,2 rebotes en 28 encuentros disputados.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.