No habrá Gordon Hayward hasta las Finales (si las hay)


Cuando la serie iba 2-0 a favor de Boston, la ausencia de Gordon Hayward (lesionado en el Game 1 ante los 76ers) no parecía demasiado preocupante, o al menos su presencia no tan imprescindible como cabía suponer al inicio de la eliminatoria. Ahora que los Raptors han colocado el empate a dos, la total certeza de que no vayan a poder contar con el alero en todas las semifinales (y aún más allá, aunque la agonía se alargase a un hipotético Game 7), duele e inquieta bastante más.

Esta temporada por fin habíamos empezado a ver algo del Hayward de Utah. Más que algo incluso. El forward ha recuperado la fuerza en sus piernas y la confianza tanto en su tiro como en su juego, y estaba empezando a rendir como ese anotador tan agresivo y versátil por el que Danny Ainge está pagando una millonada.

En fase regular, Hayward se consolidó como la cuarta opción ofensiva de un quinteto titular hasta los topes de pólvora. Tatum, Brown y Walker (ligeramente) por delante tanto en puntos como en lanzamientos por partido. Sin embargo, en lo que a puntería se refiere, acabó segundo sólo detrás de Tatum (con un 38,2%) y como el mejor de todos los jugadores de perímetro en tiros de campo (49,8%).

Ahora, con su ausencia confirmada por parte de los propios Celtics en su cuenta oficial de Twitter –anunciando su regreso a la burbuja pero descartando cualquier retorno inminente a las canchas–, a Brad Stevens no le quedará otra que seguir tirando de los secundarios como ha hecho hasta ahora: aumentando el peso ofensivo de Marcus Smart como cuarta espada y dando un mayor rol a jugadores de rotación capaces de anotar, como Brad Wanamaker o Semi Ojeleye.

(Fotografía de Katelyn Mulcahy/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.