Nuggets y Wolves ganan y lo dejan todo para el último día


Menudo miércoles que nos espera. Menuda jornada final de la Liga Regular. Los Timberwolves y los Nuggets se jugarán ese día, y en duelo directo, la última plaza de acceso a los playoffs, tanto en el Oeste como en la NBA. Solo queda un puesto por dirimir y eso es lo que harán Denver y Minnesota, en Minneapolis. Quien gane, dentro. Quien pierda, fuera.

O Nuggets o Wolves: solo cabe uno

Y esto es así porque ambos tienen el mismo balance de 46-35, tras resolver ambos sus partidos vitales del lunes. No cedieron, como tampoco lo hizo nadie de los que se jugaban algo en el Oeste, por lo que a falta de que otros resultados les allanaran el camino, todo dependerá de ellos y nada más que de ellos el próximo 11 de abril.

Minnesota doblegó a Memphis (113-94), cuya resistencia se redujo principalmente al primer cuarto (20-26). Sin Marc Gasol, los visitantes se tuvieron que rendir al dominio en la pintura de un Karl-Anthony Towns que quiere playoffs y que firmó 24 puntos y 18 rebotes. El segundo cuarto de los Wolves (27-36) enseñó por dónde iban a ir las cosas el resto de la noche. Y así fue, con los locales ganando los dos cuartos restantes y, sobre todo, dando el empujón final en el último asalto con un claro y definitorio 30-19. Derrick Rose, 13 puntos y 3 asistencias en 20 minutos hizo uno de sus mejores trabajos con su nuevo equipo.

Triple-doble para Jokic

Los grandes jugadores, los líderes de verdad, asoman cuando su equipo más los necesita. Anoche no lo tenía sencillo Denver ante unos Blazers que incluso podrían ahora caer a la cuarta plaza de Oeste. Ganaron los Nuggets a los Blazers (88-82), sexta victoria seguida. Hablábamos de líderes porque Nikola Jokic lo fue. El balcánico abrazó su décimo triple-doble de la campaña, el cuarto jugador con más triples-dobles del curso, solo superado por Russell Westbrook, LeBron James y Ben Simmons. Lo hizo con 15 puntos, 20 rebotes (a uno solo de su mejor marca como profesional) y 11 asistencias. Es el 16º triple-doble en su carrera para el pívot, cada día más cerca de entrar en el Top-15 histórico.

Los locales, con un soberbio último cuarto en defensa (22-13) dieron la vuelta al marcador, que para el descanso enseñaba un 42-49 en contra y para el final del último cuarto un alarmante 66-69. Supieron temblar nervios, acabar con Portland y dejarlo todo por decidir para el miércoles. Será apasionante. Y se lo contaremos.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.