Números y triunfo: colosal 25+20 de Andre Drummond

Drummond no es Harden, pero la pintura tampoco es el triple. El primero ya sabe que el perímetro, mejor ni olerlo. Conoce perfectamente la estrechez de su zona de comfort (para lanzar, que no para generar) y, por norma, no tiene el menor reparo en ajustarse a ella. Por ello, cuando la Barba, mejor penetrador y finalizador de toda la liga (y el planeta), opta por intentar hacer daño desde fuera en lugar de por dentro, puede tener veladas aciagas como la de hace dos noches que permitieron a los llevarse la victoria.

Eso es algo que sabes que no va a ocurrir con , y que como no protejas tu pintura lo suficiente, saldrás escaldado sin duda ante Mr. Boxscore… y que junto al saco de los números te lleves también (últimamente) una derrota. Así le pasó al conjunto de Brooklyn en su back-to-back de anoche.

‘Parches’ Brown

, small guard de los que ayer hizo de base titular en ausencia de Reggie Jackson, viene de promediar 4,3 puntos en su año de novato. Hace unas horas endosó 22 puntos y 7 asistencias a los Nets, cifras récord de su corta vida profesional, aunque lo hizo lanzando más veces a canasta que cualquiera de su equipo, con un 8 de 20 y 0 de 4 en triples.

Todo y de todo

Con Drummond, como se deduce del prólogo de post, ese problema no existe. 10 de 16 en tiros… y no pudo evitar querer doblegar su propia norma: falló el único triple que intentó. Pero ello no es más que la anécdota de un partido escandaloso: 25 puntos, 20 rebotes, 6 asistencias, 5 tapones y 3 robos y un +8 en el +/-… el máximo de su equipo y un boxscore tal que no veíamos desde los años buenos de Tim Duncan.

Son ya tres encuentros consecutivos, por cierto, en los que alcanza el 20+20, y cuarta en tan solo siete partidos de RS.

Sin bases, extra de mimo

Dwane Casey, eso sí, se dio cuenta de que el partido no estaba para experimentos al no poder contar con Jackson pero tampoco con Derrick Rose (molestias en el tendón de la corva), y recordó a las tácticas marciales de Tom Thibbodeau o la vieja versión de Terry Stots: minutada a los titulares. Drummond 39 minutos, Brown 40 y Kennard 37. Una vez al año… veremos.

Sin el candidato a Sexto Hombre en los Pistons, su rol de anotador efervescente lo cubrió Kennard con acierto, con 24 puntos y 3 de 7 en triples.

Aunque para Dwane Casey, gran parte del triunfo se desprende, más allá de las actuaciones individuales, del cariño global con que trataron el balón. Sólo 8 pérdidas por las 14 de su rival. “La clave del partido fue que no permitimos que creciesen a través del contrataaque. Hizo un trabajo excelente”, refirió luego singularmente respecto al papel de Brown como distribuidor, que no incurrió en ninguna pérdida. “Haber jugado de base en la summer league fue muy beneficioso para él, ya que así se habituó tanto a situaciones de pick-and-roll como a dirigir al equipo”.

A un segundo cuarto de 28-13 en favor de los Nets se repusieron los Pistons al regreso de vestuarios devolviéndoles el parcial, 18-32, para resolver en un último periodo reñido y de acierto espectacular, 37-35, para el 113-109 definitivo.

Síndrome La Barba

En los Nets a Irving le pasó como a Harden. Que desde 7,25 el aro estaba cerrado: 0 de 6. Y con todo ello (también muy Harden esto) firmó un triple-doble de 20 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes. Tauren Prince aportó otros 20 puntos con buenos porcentajes y Joe Harris, con su finura triplera habitual (4/6) sumó 18. Pero no alcanzó.

Con este triunfo los Pistons, se colocan séptimos momentáneamente, con balance negativo de 3-4, mientras que a los Nets se le empiezan a atragantar los finales apretados, y marchan con un engañoso 2-4.

(Fotografía de portada de Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Raptors (post-Kawhi), no pueden contra Antetokounmpo

Sobre lo de Embiid y Towns

Siguiente