Los Nets vencen a Houston en una noche aciaga de Harden desde el triple


Los Rockets no fueron capaces de alargar a cuatro su racha de victorias consecutivas. El cuadro texano cayó en Brooklyn por 123-116 ante los Nets, que compensan ligeramente su mal inicio y escalan algunas posiciones en el Este al sumar su segundo triunfo este curso.

El cuadro de Atkinson estuvo comandado por una gran actuación de Taurean Prince, quien ofreció una versión que no es habitual en él y se fue hasta los 27 puntos, una cifra que no alcazaba desde octubre del año pasado. El alero capturó además 12 rebotes, su récord personal, y convirtió 6 triples en 10 intentos, lo que le hizo brillar entre los locales y firmar su primera gran actuación para su nuevo equipo.

Prince estuvo bien acompañado por Caris LeVert, autor de 25 tantos, y Kyrie Irving, que se fue hasta los 22 y repartió 10 asistencias. El base no vivió un encuentro particularmente acertado, pero con un triple desde la esquina a falta de menos de un minuto que puso el 117-108 se encargó de apaciguar el intento de reacción de los Rockets y dejar el encuentro visto para sentencia.

Desastre exterior

El cuadro de D’Antoni se vio enormemente lastrado por su horrible partido en lo que a acierto desde el perímetro se refiere. Houston lanzó hasta 48 triples de los que solo 12 vieron aro, lo que supone un 25% de efectividad que no justifica una cantidad tan ingente de lanzamientos. De hecho, solo en dos ocasiones en la historia un equipo había lanzado tanto desde fuera para anotar tan poco: los propios Rockets en marzo de 2018 (12/51) y los Hawks tan solo dos meses antes (11/48).

Fue un desastre generalizado, pues, por ejemplo, Eric Gordon acabó con 0/5 y Russell Westbrook, que sumó 27 tantos, con un 1/6. No obstante, esta falta de acierto puede personificarse en la figura de James Harden. El escolta, que anotó 36 puntos, fue el máximo anotador del partido, pero lo hizo a costa de lanzar 16 veces desde el triple para anotar solo 2 ellas, algo que, de nuevo, cuenta con pocos precedentes en la historia. Es más, de las cuatro veces en las que un jugador había necesitado tantos triples para convertir tan solo dos, tres han sido firmadas por La Barba. El autor de la otra fue Dennis Scott, quien tuvo un sorprendente protagonismo en otro momento del choque.

Indicaciones visuales

Es habitual que los entrenadores den instrucciones defensivas a su jugadores, especialmente cuando se llega a los minutos finales, pero sin duda Kenny Atkison inventó anoche una forma revolucionaria de hacerlo. Durante una posesión de Houston, el técnico mostró un cartel en el aparecía una foto de Dennis Scott, con el que, como reconoció más tarde, pedía a los suyos que negaran a toda costa un lanzamiento de tres.

“Hemos tenido problemas con la comunicación defensiva, así que se nos ocurrió una manera de comunicar algo que todos entendieran” afirmó en rueda de prensa para explicarse. “A veces con un poco de humor las cosas se entienden mejor”.

De hecho, la estrategia funcionó, pues tal y como reconoció Jarrett Allen, “fue un poco ridículo, pero nos hizo mirar”.

(Fotografía de portada: Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.