Orlando sorprende a los Bucks de Antetokounmpo


Los Magic han protagonizado la primera sorpresa de los playoffs al vencer (122-110) a Milwaukee Bucks en un partido en el que los de Mike Budenholzer mostraron una de sus peores versiones de la temporada. Ya avisaba Giannis Antetokounmpo hace unos días cuando afirmó que “el mayor desafío iban a ser ellos mismos.” El equipo dirigido por Steve Clifford construyó el triunfo desde la defensa y el buen rendimiento colectivo de todas sus piezas. Nikola Vucevic fue el gran protagonista del encuentro al establecer su career-high en playoffs con 35 puntos, además de capturar 12 rebotes. Pero no estuvo solo pues hasta cinco de sus compañeros sumaron dobles dígitos en anotación.

Los de Florida arrancaron el duelo mucho más asentados y serios, conocedores de que no tenían nada que perder y, sin embargo, mucho que ganar. Una defensa muy bien plantada, castigando las pérdidas del rival y apelando al cierto de Vucevic para disponer de las primeras ventajas gracias a un parcial de 18-2. Mientras, un renovado Markelle Fultz cumplía con nota las funciones de organizador y ejecutor. El base finalizaría el partido con 15 puntos y 6 asistencias y, lo más importante, aplicando una marcha más a su equipo durante sus minutos en pista.

Los Bucks eran incapaces de hincar el diente al férreo planteamiento de los de Florida y tan solo eran capaces de sumar desde el triple. Más allá del lanzamiento exterior, tan solo las constantes inmersiones de Giannis Antetokounmpo (31 puntos, 17 rebotes y 7 asistencias) devolvían producción positiva a su equipo. La maraña de cuerpos atosigaba constantemente al internacional griego cada vez que este atacaba la pintura. Única amenaza real pues Khris Middleton, Eric Bledsoe y Brook López apenas entraban en escena. Tampoco Evan Fournier, pero el banquillo de los Magic firmó una producción mucho mayor que la de su rival.

Terence Ross (18 puntos), D.J. Augustin (11 puntos) y Wes Iwundu profundizaron en la herida de unos Bucks completamente desconocidos en defensa después de finalizar la regular season en lo más alto de la clasificación en este apartado estadístico. Los de Wisconsin se marcharon al descanso con una desventaja de diez puntos y muchas dudas en torno a su juego.

En el tercer cuarto, los de Mike Budenholzer saltaron a la pista con la intención de dar un golpe sobre la mesa. Un cántico de guerra que fue acallado y quedó en mero amago. Bledsoe despertó ligeramente para acercar a los Bucks a cinco puntos pero los Magic cerraron filas y negaron cualquier tipo de asalto definitivo. Vucevic seguía ahondado en el solar interior de Milwaukee ante un Brook López desaparecido. Budenholzer buscó desesperadamente nuevos recursos en la segunda unidad pero tan solo George Hill (14 tantos) estuvo a la altura de la exigente propuesta rival.

Los Magic supieron administrar perfectamente la renta alrededor de los diez puntos durante el último cuarto para terminar de cerrar una meritoria victoria que, seguramente, ha destrozado más de un bracket a las primeras de cambio. Giannis Antetokounmpo y sus Bucks están obligados a mostrar una versión muy diferente a la de hoy si pretenden confirmar los pronósticos que los sitúan como uno de los máximos candidatos al anillo. Un tropiezo que, por suerte para ellos, llega en el primer partido y con mucho margen por delante.

(Fotografía de portada de Kim Klement-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.