Partidazo de Napier y triplazo-doble de Antetokounmpo

Brooklyn sigue en su línea de competir y pelear casi cualquier partido; pero hoy por hoy, los Bucks de Anteto le quedan grande casi a cualquiera

Si bien era Spencer Dinwiddie el que hace unos días sellaba una novación millonaria con los Brooklyn , hoy no ha sido él, si no otro base del equipo, quien se ha ganado el pan.

Con D’Angelo Russell en chándal por descanso, solo nos queda el tercero en discordia y también en la rotación. ha tenido hoy una gran noche individual, pero que no se ha visto arropada por la parte colectiva. Partidazo y derrota (129-115) del guard. Pues frente a sus 32 puntos (iguala su career high), 4 rebotes y 7 asistencias, había alguien (un abusador) empeñado en robarle el protagonismo.

Triples (dobles) y más triples

, candidato a MVP, haciendo cosas de MVP. La tempranera chapa que recibió de Jarret Allen no le desanimó. Más bien al contrario. Lo desató.

Triple-doble de 31 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias a lo que añadió, además, 3 tapones y 2 robos. Escudado por el de siempre, Khris Middleton y sus 29 puntos, y otro que empieza a ser habitual, tanto en las cifras como en las formas. Brook López, un pívot inusual.

El big man, según datos de HoopsStats, es el 18º jugador de la NBA que más triples lanza por partido. Repetimos. Decimoctavo. Para que comprendáis lo que significa esto tratándose de un center, os diremos que el siguiente en la lista es Karl-Anthony Towns, en el puesto 84º.

López promedia la friolera de 6,8 intentos de triple por partido, de los que mete 2,4 (35%). Hoy ha subido el listón. Cinco triples convertidos en la primera mitad, y 7 de 15 al final de la velada para 24 puntos en total. Los 18 puntos de Brogdon (de escolta titular) redondearon el incisivo ataque de los de Mike Budenholzer.

Nets, una agenda asfixiante

El conjunto neoyorkino demasiado hizo ya con presentarse en el Fiserv Forum y dar algo de batalla. Porque con el calendario de esta semana, no les daba para mucho más. Tarde de faena en back-to-back, tercer partido en cuatro días y seis ausencias en la rotación, a añadir la de Rondae Hollis-Jefferson, que quedaba fuera a los tres minutos de empezar el duelo por un pinchazo en el abductor.

Con todo, un parcial de 14-0 en el último cuarto dio emoción al partido, pero un apretón final de la bestia helena lapidó todo amago de diversión.

¿Os acordáis de The Manimal?

¿El lado bueno? Que Kenny Atkinson, que aprieta pero no ahoga, tuvo a bien mirar a la esquina más marginal del banquillo y dar minutos a un nada habitual que, ver para creer, hace unos años era miembro del Team USA y apuntaba a estrella de la NBA.

Kenneth Faried, que solo había aparecido en ocho encuentros este año y en garbage time, ha aprovechado la oportunidad para recordar que The Manimal sigue ahí. 21 puntos y 10 rebotes en 27 minutos de juego. ¡Ah! y un gorro tremendo (en sus carnes) obra de George Hill.

Turno ahora de reponerse para ambos equipos. Llos Nets, que no vuelven a jugar ya hasta el 2019, el día 3, ante los Pelicans. Milwaukee, por su parte, encadena su tercer triunfo seguido y se coloca líder del Este, a pesar de contar con una victoria menos que los Raptors. De regreso también tras las uvas: 2 de enero para recibir a Detroit.

(Fotografa de portada de Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Wizards no levantan cabeza

Otra exhibición de James Harden: 41 puntos y victoria

Siguiente