Payton Pritchard decide el duelo entre Celtics y Heat


Los Boston Celtics se cobraron su pequeña venganza de las pasadas Finales del Este. Los de Brad Stevenes se impusieron en su visita a Miami por un ajustadísimo 105-107 en un partido que decidió el rookie Payton Pritchard, curiosamente uno de los dos integrantes de la plantilla que no estaban en aquellas Finales de Conferencia. Con esta, el cuadro de Massachusetts alcanza las 6 victorias y comienza a doctorarse a la hora de ganar partidos apretados, pues ya se llevó casi sobre la bocina los duelos ante Bucks y Pistons, ambos de la mano de Tatum.

Esta vez, sin embargo, el game-winner fue bastante más accidentado que en aquellas ocasiones. Con el partido empatado, Marcus Smart penetró hacia canasta con la intención de sumar en la pintura, pero su lanzamiento, en el que pareció más preocupado por forzar una falta que por anotar, ni siquiera tocó el aro. No obstante, mientras nueve de los jugadores presentes en pista contemplaban el tiro fallado, Pritchard corrió a por un posible rebote, compensando con su intuición sus escasos 1,85 metros de altura y palmeando el balón, logrando así la canasta decisiva a falta de solo dos décimas de segundo en las que Miami no pudo ni siquiera lanzar.

El novato compensó de esta forma lo que hasta entonces estaba siendo una mediocre actuación. Lejos de vivir una gran noche a nivel de anotación como le ocurrió ante los Raptors, a quien anotó 23 puntos, Pritchard estuvo bastante desacertado en el tiro, y se quedó en solo 6 tantos tras firmar un 3/10 (0/4 en triples). Pero, como suele decirse, metió la que había que meter.

Como de costumbre, los de Boston estuvieron comandados por Jayson Tatum y Jaylen Brown, que son ya una de las parejas de moda de la liga. Con 27 y 21 tantos respectivamente, llevaron en volandas a unos Celtics que firmaron tramos de un gran baloncesto, pero que sufrieron para aplacar el coraje de unos Heat que nunca se dieron por vencidos.

Rozando la remontada

Y es que, pese a verse contra las cuerdas en varias ocasiones, Miami consiguió reengancharse una y otra vez al encuentro. Los de Spoelstra llegaron a dar la vuelta a una desventaja de 17 puntos en el segundo cuarto, aunque su hazaña más meritoria llegó en los compases finales, ya que, con menos de 80 segundos por jugarse, perdían por 10 tantos (95-105), lo que parecía dejar el choque sentenciado. Sin embargo, primero Duncan Robinson con dos triples (uno de ellos con falta personal incluida) y luego Goran Dragic permitieron a los locales firmar un parcial de 10-0 en apenas un minuto, culminando una proeza que, con todo, acabó siendo estéril tras la canasta de Pritchard.

Robinson y Dragic terminaron con 16 y 14 puntos respectivamente, convirtiéndose junto a Bam Adebayo, que anotó 15, en los principales escuderos de Jimmy Butler. El alero ejerció de líder de los suyos con 26 tantos, y si bien no fue su noche más eficaz en el tiro (9/19), supo hacer funciona a los de Florida y mantenerlos en el choque durante muchos minutos. No obstante, esto no impidió la derrota de los Heat, que se quedan con un balance de 3-4.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.