Qué falló en los Lakers de Kobe, Nash, Gasol y Howard

Nada podía salir mal en aquel proyecto. Eran los , venían de dos campeonatos (tres Finales) en cuatro años y habían decidido rearmarse con lo último en artillería pesada: y , de golpe, en el verano de 2012. Lejos de alcanzar las cotas previstas en el momento de juntar a esos dos jugadores con los ya existentes , o Metta World Peace, la temporada fue un absoluto desastre en Los Angeles.

Tres entrenadores (Mike Brown, J.B. Bickerstaff y Mike D’Antoni) desfilaron por el banquillo angelino aquella temporada, cayendo en la primera ronda de playoffs después de un año masificado de problemas.

Para empezar, Steve Nash se lesionó al comenzar la temporada y ya no volvió a ser el mismo.

“Aquel equipo era una gran idea, pero en la práctica no funcionó por varios motivos. Para empezar, yo mismo me lesioné la rodilla en el primer o segundo partido y no volví a ser el mismo”, recuerda Nash, que pasó recientemente por el podcast de Bill Simons, periodista de The Ringer, y repasó algunas de sus memorias de aquella temporada.

No fue la lesión del dos veces MVP el único gran guijarro que se encontraron aquellos vanidosos Lakers. El otro fichaje estrella, Howard, tampoco tuvo su mejor año.

“Dwight venía de una operación de espalda. Estaba en un momento de su carrera en el que quería postear, lo hacía mucho, y nosotros éramos un equipo que podíamos haber jugado bien pick and roll con él y el resto de jugadores en torno a él. No sé si era por lo de la espalda o porque quería demostrar lo que valía, pero Howard solo quería postear. Lo malo fue que esa era una época en la que los equipos entraban y salían mucho de la pintura, tanto como para hacer muy difícil jugar por dentro”, continuaba Steve Nash.

Pau y la selección

Y más problemas, no solo les iba a tocar a los, entonces, recién llegados. Pau Gasol y Metta World Peace tampoco se mostraron todo lo prolíficos que sí estuvieron en el último anillo (2010) conseguido por los Lakers. “Pau llegó a esa temporada agotado por jugar con España durante los últimos veranos”, podía esgrimir Nash.

Gasol había disputado los Juegos de Londres 2012 aquel verano y también había acudido a torneos los años anteriores con la selección española, solo perdiéndose el Mundial 2010. Curiosamente, en ese Mundial 2010 España dejó de llegar conseguir medalla o de llegar a la final, cota que sí alcanzó en todos los campeonatos previos (2006, 2007, 2008, 2009) y siguientes (2011, 2012) a aquel Mundial.

Y “Metta no era el jugador que fue. Aún podía hacer cosas y tener buenos momentos, pero no era tan dinámico como antes”, añadía Nash.

Toda una colección de problemas que impidió a aquel esplendoroso equipo despegar como Mitch Kupchak, general manager de los Lakers, y todo EE.UU. habían imaginado. Aunque tampoco se atreve a opinar Steve Nash si esa plantilla era la correcta para pelear por el anillo. Más bien se decanta por lo contrario. “No sé si habría funcionado. Éramos muchos gallos en el mismo gallinero y todos sabemos lo importante que es la química entre todos los jugadores para que un equipo funcione. Aunque no hubiésemos tenido todos esos problemas, no sé si había funcionado”, concluía el exjugador canadiense.

Aquellos Lakers ya fueron a contracorriente durante toda la temporada regular, acabando séptimos del Oeste (45-37), y fueron aplastados por los San Antonio Spurs (4-0) en la primera ronda de la postemporada.

(Foto de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Jerebko: “Muchos equipos de Euroliga pueden ganar a los de NBA”

Jameer Nelson abre la puerta a un regreso a la NBA

Siguiente