Rachel Nichols y ESPN rompen relaciones por… ¿racismo?


El tema de los ‘privilegios’ se ha ido transformando en una ecuación social tan laberíntica e identitaria que, en función del colectivo al que pertenezcas y frente al que te posiciones, puedes resultar opresor u oprimido.

Por ejemplo, Rachel Nichols –además de conducir el programa ‘The Jump’ para la cadena ESPN durante los 5 últimos años– es una mujer. Pero es una mujer blanca. Sin entrar en su orientación sexual o su percepción de género, eso la coloca automáticamente, según los cánones generalistas de la hegemonía social justise warrior, por debajo de los hombres en la jerarquía de privilegios pero inmediatamente por encima de la mujer negra en los Estados Unidos de América.

Y a tenor de esto, y ubicándonos en pleno géiser mediático del movimiento Blacks Lives Mater, Nichols emitió unas desafortunadas declaraciones –filtradas por el periódico The New York Times–, poco después de que la cadena para la que trabajaba le informara de que iba a ser su compañera María Taylor, nacida en Georgia pero de ascendencia afroamericana, y no ella, quien se encargaría de cubrir las Finales de la NBA 2020 (Lakers vs Heat).

La conversación

Se trataba de una conversación telefónica entre Nichols y Adam Mendelsohn (asesor éste de LeBron James y amigo de la periodista). Conversación hecha pública por el Times y que desató inmediatamente la polémica. En dicha charla, Nichols afirmaba que la razón principal por la que ESPN le había arrebatado las Finales para cedérselas a Taylor no era de carácter meritocrático sino sostenida en una cuestión meramente racial, ya que en esos instantes, con el BLM en pleno auge, la cadena se sentía presionada.

En ese mismo audio filtrado, Nichols no parecía guardar rencor o inquina alguna respecto a su colega, pues afirmaba literalmente “desearle a Maria Taylor todo el éxito en el mundo. Ella cubre fútbol, baloncesto…”, pero para añadir a continuación que “si necesitas darle alguna otra cosa porque te sientes presionado por tu historial de mierda sobre diversidad, búscalo en otro sitio, pero no a mi costa”.

Cúmulo de consecuencias

El efecto técnico de esta filtración se ha prolongado hasta el día de hoy.

Las disculpas de Nichols, tan pronto se hizo viral su charla privada con Mendelsohn (en las que dijo sentirse “profundamente arrepentida” y asegurar “cuánto valora a sus colegas de ESPN, y cuánto lamentaba decepcionar a quienes había lastimado, particularmente a Maria Taylor”), no sirvieron para calmar las aguas.

Taylor seguiría presentando el programa de ESPN ‘NBA Countdown’, donde también aparecía Nichols, pero a partir de entonces con todos los segmentos de Nichols pregrabados para evitar así que ambas se vieran obligadas a interactuar en directo. A principios de 2021, y ante lo insostenible de la situación, la cadena decidía no renovar el contrato de Taylor (quien se negaba a sentarse a la misma mesa que Nichols) y ponía rumbo a NBC Sports, en donde se encuentra trabajando actualmente y para quien estuvo cubriendo recientemente los JJ.OO de Tokio.

La decisión de ESPN de no castigar más duramente a Nichols después de sus comentarios decepcionaron, según varias fuentes, a algunos de los miembros más reconocidos del plantel de ESPN, como Adrian Wojnarowski y Jalen Rose, quienes amenazaron con no aparecer más en antena mientras no diesen una respuesta más contundente.

Pues bien, dicha respuesta ha llegado. Tras ir reduciendo progresivamente su participación en varios programas en que hacía acto de presencia, cadena y periodista separan sus caminos definitivamente tras ver Nichols cómo se suprimía su último bastión informativo y espacio estrella, ‘The Jump’, un programa presentado de lunes a viernes y que será ahora sustituido por más contenido NBA pero sin Nichols a bordo.

‘De mutuo acuerdo’

Públicamente, todo ha sido consensuado y de buena fe. “Acordamos mutuamente que este paso es lo mejor para todos los involucrados. Rachel es una excelente reportera, presentadora y periodista, y le agradecemos sus muchas contribuciones al contenido de la NBA”, ha dicho el vicepresidente de producción de ESPN, David Roberts

“The Jump” no fue construido para durar eternamente, pero fue muy divertido mientras”, decía en un tuit la reportera ayer mismo confirmando el divorcio, agradeciendo todos estos años al mando del show.

Muchos enfoques y líneas y líneas de letra pequeña en un episodio más de controversia social donde el paraguas del racismo y su hambre por combatirlo, en esta ocasión, deja un claro perdedor(a): la cadena ESPN, que ha dejado escapar, en el confuso aleteo, a dos magníficas comunicadoras.

(Fotografía de portada de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.