Reggie Bullock, centrado en dar su mejor versión en Detroit

sigue buscando su espacio en la NBA. Tras dos años en Detroit, donde no ha brillado como se esperaba, este verano se convertía en agente libre sin restricciones; sin embargo, y quizás sabedor de que tiene aún mucho que mostrar en Michigan, resolvió su futuro volviendo a firmar con los Pistons un contrato de dos años y cinco millones de dólares.

Margen de mejora tiene de sobra. En el curso 2016-17, acuciado por diversas dolencias, solo pudo disputar 31 partidos para promediar 4,5 puntos y 2,1 rebotes. Por si faltaba algo, a mediados de junio la NBA anunciaba una sanción de cinco partidos por violar la política anti-drogas de la liga.

Con esos precedentes, este alero de 26 años apuesta por abrir un nuevo camino en el que nada le haga desviarse. “Comenzaré con cinco partidos de suspensión. Se trata de una situación lamentable, pero voy a seguir aprendiendo y construyendo mi camino por encima de eso sin que nada obstaculice mi carrera. Seguiré adelante e intentaré aportar todo lo que pueda al equipo para realizar un buen año”, expresa a Detroit News.

Importante para Van Gundy

Bullock llegó a la NBA con la vitola de tirador, algo que no ha perdido tras cuatro años, pero lo que realmente gusta  su entrenador, Stan Van Gundy, es como se desempeña a la hora de hacer mejores a sus compañeros. “Muchos se fijan en su tiro, que es bueno, pero para mí es más importante cómo juega en global. La bola se mueve bien con él en pista, toma decisiones rápidas y ayuda a otros a jugar bien. Además, al otro lado de la pista defiende bien. Estamos ansiosos por poder contar con él estando sano y a pleno rendimiento”, sentencia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Abdel Nader, el genio de la D-League, asciende a los Celtics

Henson y Milwaukee quieren un traspaso

Siguiente