Regresó Curry (y los Warriors volvieron a perder)

Tras 11 partidos ausente por una lesión en la ingle, volvió al lugar en el que mejor se desenvuelve, el parqué de una pista de baloncesto. Y aunque su actuación se acercó al notable, Curry no fue el Curry de otros retornos y los no variaron mucho la dinámica en la que están metidos desde hace semanas.

Golden State pinchó en su visita a Detroit por 111 a 102 en una nueva noche de decepción para los actuales campeones de la NBA sin que Curry pudiese hacer mucho por evitarlo. El doble MVP se acercó a los 37 minutos en pista logrando 27 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias con 10 de 21 en tiros de campo. En su debe hay que reflejar 7 balones perdidos.

“He hecho grandes partidos tras haber estado de baja un tiempo reseñable, pero hoy no fue de esos días”, explicó Curry tras el encuentro en Michigan. “Estaba inquieto cuando tenía el balón en las manos, como si tuviera que hacer que ocurriese algo. No forcé mucho, pero no tenía un buen ritmo”.

Curry también explicó que su regreso a la alineación probablemente alteró mucho al resto del equipo. Todos cedieron espacio y posesiones para que el base reencontrase el ritmo y el resultado final es que faltó fluidez y naturalidad en los ataques de los Warriors. “Mis compañeros hicieron un buen trabajo tratando de encontrarme y metiéndome en el partido. Creo que algo de eso nos vino mal cuando no fui capaz de finalizar posesiones”, reveló Curry. “Todo el mundo estaba sacrificándose un poco de más y eso ocurre cuando cambias la alineación, pero nos ajustaremos de nuevo a como jugamos de forma habitual”.

Dos partes diferenciadas

En la primera mitad Curry falló 7 de los 9 tiros que intentó —incluyendo 0 de 5 en triples—, pero en la segunda su nivel y efectividad aumentaron de forma considerable al lograr en ese periodo de tiempo 20 puntos con 8 de 12 en tiros de campo y 3 de 4 en triples.

“En la primera parte iba a 100 millas por hora pero no tenía el ritmo correcto”, explicó. “No estaba viendo la pista bien ni el aro precisamente por ello. La segunda mitad fue mejor, estuve más agresivo, decisivo y metí más tiros”.

Un mes sin ganar fuera de casa

Los Warriors ya han pasado del mes sin ganar fuera de casa. Noviembre terminó sin conocer el triunfo lejos del Oracle Arena —el último triunfo fuera llegó el 30 de octubre en Chicago cuando Klay Thompson anotó 14 triples y Golden State 149 puntos— y ya son 6 derrotas seguidas a domicilio.

Respecto a Curry reconoció que “no ha sido su mejor partido aunque no estoy preocupado por Steph” tras haber calificado su propio desempeño como “una de mis peores actuaciones como entrenador”.

La gira por el Este ha empezado con dos tropiezos en Toronto y Detroit y ahora vienen dos partidos más amables en Atlanta y Cleveland antes de pasar por Milwaukee. Una semana más de los Warriors lejos de casa para tratar de reencontrarse con su juego y volver a sumar victorias sin depender de Oakland.

(Fotografía de portada de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Thon Maker: cuando tenerlo todo no es suficiente

Steve Kerr lamenta “una de sus peores actuaciones como entrenador”

Siguiente