Carlisle: “Harrison Barnes seguirá siendo muy importante”

Dallas arranca el nuevo curso con ilusiones renovadas. La llegada como agente libre de DeAndre Jordan y la selección del novato Luka Doncic invita a pensar en cotas mayores tras quedarse fuera de los playoffs los dos últimos años. La franquicia tejana aspira a estar entre las posiciones sexta y octava del Oeste, pero no lo tendrá nada sencillo ante la gran competencia.

El plan del equipo, con dos playmakers sobre la mesa (Smith Jr. y Doncic), consistirá en restar responsabilidades ofensivas a para repartir más el juego, tal como ha reconocido el propio Rick Carlisle. “Es un buen jugador, pero no voy a hablar sobre si un jugador necesita el balón u otro muchacho necesita recibir esos lanzamientos. Tenemos que olvidar eso”, señaló.

“Los últimos dos años lo hemos abordado un poco así y hemos tenido resultados horrendos. En general tenemos una plantilla mejor. Harrison (Barnes) seguirá siendo uno de nuestros jugadores más importantes, pero queremos encontrar el equilibrio del equipo”, agregó.

Tal como hemos averiguado estos días, Dirk Nowitzki podría partir desde la segundad unidad y asumir un rol como sexto hombre. El nuevo quinteto de los Mavs estaría conformado por Dennis Smith Jr., Luka Doncic, Wesley Matthews, Harrison Barnes y el citado Jordan, aunque de momento no hay nada definitivo.

“Creo que si empieza como titular o desde el banquillo tendrá el mismo papel que ha desempeñado los últimos años. Su capacidad para estirar la pista, para que las defensas se centren en él… Ya sea con DeAndre (Jordan) o Dwight (Powell), quien quiera que sea, teniendo esa fuerza bajo los aros va a ser tremendo”, explicó Barnes.

Con un papel más secundario para el alemán, sabe de la importancia de su rendimiento, así como el de sus compañeros Smith Jr. y Doncic, que harán de catalizador de toda la ofensiva. “Esos tipos pueden crear muchos problemas. Pueden causar un doble equipo. Pueden permitirme lanzamientos abiertos, y en el transcurso de la temporada van a marcar la diferencia”, explicó.

La competencia del Oeste

El objetivo pasa por intentar alcanzar los playoffs. Una meta nada sencilla, ya que equipos de media o baja tabla se han reforzado notablemente. El mayor ejemplo son los Lakers, pero no podemos obviar a sus vecinos los Clippers; Denver Nuggets o New Orleans Pelicans con Julius Randle y Elfrid Payton.

“Uno mira a lo más alto del Oeste y Golden State será un gran equipo. Oklahoma City será otro gran equipo y Houston será otro. Ya sea OKC, Utah o Portland, todos estarán muy cerca y nuestro objetivo debe ser competir todas las noches”, dijo Barnes.

“Como ya he dicho, sobre el papel hemos mejorado. Pero en este momento desarrollar una gran química es muy importante. Otros han tenido mucho más tiempo, pero confío en los muchachos que hemos firmado. Respecto a su personalidad, se han combinado a la perfección. Están de acuerdo con lo que tratamos de construir”, concluyó.

El alero formado en North Carolina ha sido el líder anotador de Dallas durante los últimos dos años. En la temporada regular cosechó 18,9 puntos, 6,1 rebotes y 2 asistencia en 34,2 minutos de juego.

“Harrison (Barnes) ha sido el hombre al que hemos recurrido durante estos dos cursos, así que no cambiará mucho. Pero queremos lograr un verdadero equilibrio en nuestro equipo, queremos utilizar a todos nuestros jugadores para que no haya tanta presión en hombre solo”, reconoció Carlisle.