Ricky Rubio asume el papel de líder y mentor en Cleveland


Era 29 de julio cuando saltaba la noticia. Ricky Rubio volvía a cambiar de equipo al ser traspasado de Minnesota a Cleveland. El base español se encontraba disputando los Juegos Olímpicos y en ese momento, pese al shock lógico que supone cualquier cambio de aires inesperado, dejó de lado su situación en la NBA para centrarse en la competición internacional.

“Bueno, cuando te traspasan suceden muchas cosas, especialmente con un hombre con una familia. Es algo así como: ‘¿A dónde vamos a ir? ¿Cómo vamos a hacer esto? Y todo eso’, Pero en ese momento quería bloquear todos esos pensamientos porque estaba jugando en los Juegos Olímpicos, y estaba entre el segundo y el tercer partido de la fase de grupos, e íbamos a enfrentarnos a Eslovenia y Doncic. Quería bloquearlo todo”, comenta.

Ahora el contexto es distinto. Se acerca el training camp, la temporada empieza en poco más de un mes… Llega la hora de resetear la mente y afrontar un nuevo reto en Ohio. Las diferencias con la situación en Minneapolis son pocas a nivel deportivo. Los Cavaliers son un equipo con talento que lucha por romper la barrera entre conjunto prometedor y ganador. Ricky sabe que su papel debe ser el de guiar el grupo.

“Sé que Cleveland tiene una plantilla joven. Probablemente no sea una buena colaboración en eso porque ya tengo 30 años. Creo que hay mucho talento, pero eso no hace un buen equipo. Lo que hace a un buen equipo es juntar las piezas y hacer que funcione. Entonces veremos cómo funciona todo. Como veterano, parte de mi trabajo es hacer que eso funcione”, explica a Kelsey Russo de The Athletic.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.